Xunta y Diputación alejan a Manzaneda y Trives de la gestión de la estación de esquí

Meisa convocará un nuevo concurso para explotar las instalaciones de montaña


ourense / la voz

Los alcaldes de A Pobra de Trives y Manzaneda dejarán de estar en el consejo de administración de Meisa por primera vez en los más de 40 años de historia de la estación de esquí. La Xunta y la Diputación hicieron ayer valer su mayoría para dejar a los regidores fuera del órgano de decisión sobre el futuro de Cabeza de Manzaneda. Es legal, porque tras la última ampliación de capital (que data del 2016) las acciones que poseen Oca -la empresa que actualmente gestiona la estación- y los ayuntamientos no les daban derecho a estar en el consejo, pero es un cambio en el rumbo de las dos administraciones, que en el 2017 decidieron ceder sendos asientos a los dos alcaldes para que pudieran estar en el máximo órgano de decisión. Ya entonces no tenían poder para cambiar una iniciativa consensuada entre Xunta y Diputación, pero al menos tenían información de primera mano. A partir de ahora solo tendrán que ser informados en la junta de accionistas que debe celebrarse una vez al año, y nada más.

«Están no seu dereito, pero non me parece xusto. Creo que éticamente é reprobable, porque os concellos somos os primeiros interesados en que a estación de esquí funcione. É certo que Xunta e Deputación están perdendo cartos aquí, pero ao final isto a quen nos repercute é a nós», decía Amable Fernández, alcalde socialista de Manzaneda, tras la reunión de la junta de accionistas, en la que esperaba tomar posesión pero su puesto se lo quedó el diputado provincial Miguel A. Cid.

Por su parte, la alcaldesa de Trives, Patricia Domínguez, se topó con que el puesto que ocupaba su predecesor, Domingo Diéguez, lo hereda el secretario xeral para o Deporte, José Ramón Lete Lasa. «Es una muestra más de la falta de transparencia en la que estuvo sumida la estación. No quieren que estemos al tanto de las decisiones que se toman y además saben que no nos vamos a doblegar ante los intereses de la Xunta ni de la Diputación, porque lo que nos importa es velar por el futuro de la estación y de sus trabajadores», afirmaba la regidora socialista.

En la reunión de ayer -de apenas 10 minutos­- se acordó la renovación de la gestión, que desde el 2012 ha llevado a cabo la empresa Oca Hotels, que entró en el accionariado al comprar la parte de Novagalicia Banco. La propuesta partió de la Xunta y salió adelante por unanimidad, al contrario de lo sucedido en septiembre del 2017. Entonces, Diputación, Oca y Concello de Manzaneda (todavía estaban todos los accionistas en el consejo de administración, aunque ya se había llevado a cabo la ampliación de capital) hicieron valer su mayoría para echar abajo la idea de un concurso que proponía la Secretaría Xeral de Turismo. Incluso se puso sobre la mesa la ilegalidad de mantener el acuerdo, tal y como el pasado mes de febrero dictaminó la justicia (al entender, como denunciaba la Xunta, que Oca no podía haber votado al ser parte interesada). Desde entonces estaba pendiente el concurso, que ya no llegará para esta temporada (todavía pendiente de empezar porque no ha nevado), aunque se espera que para verano esté trabajando ya la nueva concesionaria. El objetivo es buscar «o mellor funcionamento posible», en palabras de Román Rodríguez, el conselleiro de Cultura, que asistió a la junta de accionistas celebrada en la estación de esquí. Se están redactando los pliegos para sacar a concurso la gestión, que serán aprobados en consejo de administración el próximo mes. Rodríguez aprovechó la visita para ver el funcionamiento del sistema de innivación, y avanzó que se pedirá un informe «para que non haxa ningún tipo de dúbidas sobre o seu funcionamento».

El nuevo concurso fue aplaudido por los alcaldes, que coincidieron en criticar la gestión llevada a cabo por Oca. «Ha sido un fracaso absoluto, con una falta total de resultados», criticaba la regidora de Trives, Patricia Domínguez. «Espero que os que entren o fagan ben e isto vaia adiante dunha vez; pero seguro que o farán mellor, porque peor non se pode», decía Amable Fernández. Reconocía que en el pasado pensaba que la estación de esquí mejoraría con la entrada de un gestor privado. Hasta la entrada de Oca, al frente de la estación estaba siempre alguien nombrado por la Diputación o la Xunta, según el momento, dependiendo de quién era el socio mayoritario. Y es que la Diputación fue socio fundador de la estación pero años después se deshizo de sus acciones, para volver a la sociedad en el 2015.

A día de hoy, la mayoría de la sociedad pertenece a Xunta (que posee el 49,65 % de las acciones) y la Diputación (que tiene el 49,45 %); mientras que Oca Hotels es propietaria del 0,62 % y los Concellos de A Pobra de Trives y Manzaneda son dueños del 0,14 % cada uno.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Xunta y Diputación alejan a Manzaneda y Trives de la gestión de la estación de esquí