Alertan de altercados y botellón consentido en el casco histórico

Vecinos de Pena Corneira y Cabeza de Manzaneda fueron testigos de una «batalla campal» en Semana Santa


Ourense

Las quejas sobre los ruidos y los desórdenes públicos en el casco histórico de Ourense no tienen fin. La asociación O Cimborrio emitió un comunicado en el que alertaron de que el ambiente festivo nocturno colapsó las calles Cabeza de Manzaneda y Pena Corneira. En concreto, aseguran que la madrugada del jueves al viernes Santo se congregaron más de un centenar de personas que asistieron a una batalla campal, a partir de la una de la madrugada, que no tuvo fin hasta las 4.30 horas cuando llegaron tres patrullas de la Policía Local. «Dos pandillas se persiguieron hasta ajustar cuentas durante 45 minutos. Hubo heridos leves, algún labio roto, moratones y magulladuras», aseguran desde la asociación O Cimborrio.

Dos leyes incumplidas

Aseguran que fue una «noche sin control» y de «botellón consentido» en las que no se respetó la Ley de Seguridad Ciudadana, que en su artículo 37,17 se prohíbe el consumo de bebidas alcohólicas en vías públicas cuando perturbe gravemente la tranquilidad ciudadana. También consideran que no se hizo respetar la ordenanza municipal sobre protección contra ruidos y vibraciones. «Imberbes adolescentes, bebida en mano, increparon a gritos a los agentes policiales añadiendo más ruido a la confusión, sin saber muy bien por qué llaman ‘burro, burro’ a los policías, salvo para mostrar su más absoluta falta de respeto», asegura el colectivo en un comunicado remitido a los medios de comunicación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Alertan de altercados y botellón consentido en el casco histórico