Clima suave, gastronomía pesada

Callos limiaos, porco celta y empanada animaron la lluviosa jornada dominical


Ourense

Son fiestas que, al celebrarse en el mes de agosto, suelen coincidir con altas temperaturas. Una de las imágenes del verano es la de los participantes en la fiesta de los callos limiaos de Lobios comiendo un plato tan potente a cuarenta grados. Sin embargo, este domingo el clima fue más suave e incluso lluvioso por momentos. Así, por una vez, el tiempo y la gastronomía fueron de la mano y cientos de personas disfrutaron sin exceso de calor tanto de los callos limiaos como de los otros manjares que ofrecían las fiestas de la jornada. Entre ellas destacaron también la del porco celta en Cortegada y la de la empanada de Allariz, que superó previsiones y terminó existencias antes de las tres de la tarde.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Clima suave, gastronomía pesada