Ourense / la voz

Los ancianos ourensanos ingresan cada vez más deteriorados y más dependientes en los centros asistenciales. Así lo constatan en la Fundación San Rosendo, que gestiona 39 residencias en la provincia, además de apartamentos tutelados para válidos y otros recursos de atención sociosanitaria. Su presidente, José Luis Gavela, señalaba ayer durante la presentación del balance del año y los proyectos de futuro, que buena parte del esfuerzo de los profesionales durante los primeros meses de estancia se centran en lograr mejorar su estado de salud y estabilizarlos. «De los ingresados en este año, en torno al 98 % son personas altamente dependientes», señaló.

Entre las razones que explican que se demore el ingreso en un centro especializado en su cuidado a personas que lo necesitan, Gavela Varela apuntó «las dificultades de acceso a la Ley de Dependencia» y la escasa renta de los jubilados ourensanos. Esa realidad, junto a la de que «las familias siguen en crisis» y la falta de plazas concertadas de las que podrían beneficiarse quienes tienen pocos ingresos, son caldo de cultivo para retrasar el ingreso.

«En 2015 esta provincia no ha recibido ninguna plaza concertada para mayores y llevamos dos años en esta situación mientras provincias como A Coruña o Pontevedra sí las reciben», aseguró Gavela. La dirección de la Fundación San Rosendo entiende que no es lógico que la provincia con la pensión más baja no haya obtenido plazas en los últimos concursos de la Administración y piden que en lugar de decidir el reparto por la cifra de población se apliquen criterios «más solidarios» para beneficiar a familias con menos recursos.

46,7 millones

Presupuesto para el 2016

El grupo integrado por las fundaciones San Rosendo y San Martín incrementa el 0,4 % los recursos manejados este año.

1.576 trabajadores

Aumentará la plantilla

El próximo año llegarán a los 1.604 empleos. El personal supone el 60 % del capítulo de gastos de la entidad.

800.000 euros

Inversión en proyectos

Se estudia la creación de una residencia en Lobios.

3.640 plazas

En 40 núcleos de toda Galicia

Solo el 25 % de plazas son concertadas. El 98 % de los ingresos es de cuotas de residentes.

Piden a la Administración que les dispense oxígeno

Las residencias de ancianos no están obligadas a tener oxígeno, pero en la Fundación San Rosendo han decidido hacer un estudio sobre los beneficios que ello reportaría al paciente, instalándolo en algunas de ellas. Constatan que evitan ingresos en los hospitales para recibir esos tratamientos y la consecuente molesta y desorientación que el traslado y ese ingreso hospitalario supone para los ancianos. Ese planteamiento ha sido trasladado a las Administraciones apuntando también que supondría un ahorro para el propio sistema sanitario. «Se han retirado medicamentos para los que no existe alternativa y se han instaurado copagos para los centros que dependen de farmacia hospitalaria, cuando nuestra experiencia nos dice que el sistema público se ahorraría más si facilitase ese oxígeno a las residencias», apuntan.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La falta de apoyo institucional retrasa el ingreso de ancianos en residencias