Algunos municipios han optado por invertir toda su asignación en un único proyecto


Algo más de una docena de concellos han roto la tendencia de muchas pequeñas obras y han preferido jugárselo todo a una carta. En algún caso porque el dinero no da para mucho: Beade gastará sus 98.582 euros en arreglar el tanatorio; Xunqueira sus 177.342 en rehabilitar el taller de alfarería de Niñodaguia; y Os Blancos en eliminar las barreras arquitectónicas de la casa consistorial, por ejemplo.

También los hay que optaron por la obra única para crear algo nuevo. Es el caso de los concellos de Castrelo do Val (219.819 euros) y Oímbra (346.366), que van a construir piscinas; San Cibrao que invertirá 734.678 euros en un edificio multiusos; Lobios que construirá un embarcadero en el embalse de Lindoso con sus 410.790 euros de asignación; Avión que hará un edificio para hogar residencial; o Melón que creará una instalación fotovoltaica, entre otros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Algunos municipios han optado por invertir toda su asignación en un único proyecto