Indignación vecinal en Laza ante un nuevo vertido que tiñó de marrón el cauce del Támega

sindo martínez VERÍN / LA VOZ

LAZA

En las últimas semanas proliferan los ataques al río, que dependen de la Hidrográfica del Duero

24 jun 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

Vecinos del municipio ourensano de Laza expresaron su malestar por la proliferación de vertidos de lodos al cauce del río Támega. Ayer por la mañana el río apareció con un color marrón en un prolongado tramo en la zona de Cerdedelo.

El alcalde, José Ramón Barreal, anunció que plantea presentar una denuncia contra los responsables de estos vertidos de enlodamientos que se vienen produciendo desde hace casi un mes con especial intensidad y sin que se hayan tomado medidas para frenarlos. El concello informó del ataque medioambiental a la Confederación Hidrográfica del Duero y a la Xunta de este nuevo enlodamiento, que ha indignado a los vecinos.

Precisamente, hace unos días el alcalde de Laza había anunciado que explora la posibilidad de pedir una indemnización ante los reiterados vertidos que, según entienden, proceden de las obras de la línea de alta velocidad. El regidor invitaba a otros municipios afectados a seguir el mismo camino, ya que entienden que las sanciones impuestas por la Confederación Hidrográfica ya no son suficientes.