Los vertidos al Támega amenazan a una ostra fluvial en peligro de extinción

SINDO MARTÍNEZ VERÍN / LA VOZ

LAZA

sindo martinez

Los ecologistas reclaman medidas contra el enlodamiento del lecho que puede acabar con la pesca

22 jun 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

Los vertidos de lodo al Támega producidos durante los últimos años están acabando con la fauna del río. Esa es la valoración de la Sociedade Galega de Historia Natural, que advierte de que especies únicas en Galicia y en peligro de extinción como la margaritífera margaritífera, una ostra fluvial presente solo en el Duero y en el Ebro en España, pueden acabar desapareciendo.

González indica que la margaritífera, un molusco bivalvo, existente en algunos países europeos y en EE.UU., es conocida por su longevidad excepcional (puede llegar a vivir 150 años), pero que está al borde de la extinción en España desde hace años. Como filtrador, acumula muchos tóxicos como metales pesados o plaguicidad, que lo pueden matar o dañar su capacidad de desarrollo y su reproducción.

«Es inadmisible lo que está sucediendo con esos enlodamientos. Lo que provoca es que el desove de los peces en el lecho quede anegado por los lodos que se depositan en el fondo», señala el presidente de la SGHN, Serafín González. Este doctor en biología remarca: «Es intolerable que dos administraciones, la Confederación Hidrográfica del Duero y la propia Consellería de Medio Ambiente, no hayan cortado de raíz estos vertidos tan dañinos».