Un nuevo vertido en el Támega reaviva la preocupación en Laza y Verín

La Voz OURENSE / LA VOZ

LAZA

El regidor verinense comunicó a la Fiscalía y a la Confederación Hidrográfica del Duero un episodio anterior

18 jun 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

Un nuevo vertido de tierra y lodo ha vuelto a transformar las aguas del río Támega, que en varios kilómetros presentaban un color marrón que es motivo de preocupación en la zona, en los municipios de Laza y Verín.

El origen del vertido, según el alcalde verinense, Gerardo Seoane Fidalgo, es el pueblo de Cerdedelo, en Laza, donde ya hace un mes que se produjo otro lodazal que afectó durante varios días a la situación de la agua del río.

El concello verinense no ha permanecido ajeno a esta situación y, de hecho, el regidor hizo gestiones para informar de estos vertidos a la fiscalía de medio ambiente y también a la Confederación Hidrográfica del Duero, por si de esa acción se pueden acabar estableciendo responsabilidades de carácter penal o administrativo.