La regeneración de O Larouco frena la erosión tras el fuego

La conselleira de Medio Rural visitó la zona ardida en agosto


VERÍN / LA VOZ

La regeneración medioambiental de las 3.000 hectáreas de la Serra do Larouco ardida en el pasado mes de agosto concluirá a finales de primavera, en el mes de junio. Los trabajos para evitar la erosión o degradación del terreno ardido y para prevenir posibles contaminación a acuíferos fueron superviSados ayer por la conselleira de Medio Rural, Ánxeles Vázquez.

Estos trabajos, por un monto de medio millón de euros, están en su ecuador y de momento han conseguido evitar que las cenizas del desastre ecológico del verano lleguen a contaminar los manantiales de los montes del municipio de Cualedro. Los trabajos de eliminación de toneladas de maleza ardida también están muy avanzados. «As obras que se están a levar a cabo son moi importantes para a rexeneración do monte -valoró la conselleira-. A clave é evitar a erosión dos terreos, para facilitar a súa rexeneración e para ir facendo plantacións e que estes montes sigan acadando a vida que tiñan anteriormente».

Vázquez también destacó la importancia de que los niños de la zona conozcan la importancia de los montes que les rodean. Para ello, a la visita se sumaron 80 escolares de Cualedro que iban a plantar más de un centenar de árboles en la zona calcinada, en lo alto de la sierra. Esta labor tuvo que suspenderse finalmente hasta pasado mañana por las pésimas condiciones climatológicas existentes en la zona, con fuerte viento y mucha lluvia.

Las actuaciones en marcha para regenerar O Larouco se dividen en tratamiento de la vegetación quemada, control de la erosión, mejora de caminos existentes y construcción de un depósito de agua para la lucha contraincendios.

Las autoridades que estuvieron ayer la zona, incluidos los alcaldes de los concellos afectados (Cualedro, Xinzo, Baltar y Trasmiras) inspeccionaron los puntos tratados por el denominado mulching de paja. Estos trabajos consisten en la distribución de este material sobre el terreno para paliar la erosión del suelo e impedir el arrastre de materiales finos.

El del pasado mes de agosto fue el peor incendio forestal del 2015 en Galicia. Además de la superficie quemada, una persona, un vecino de Trasmiras, resultó con heridas graves por quemaduras en ese siniestro, cuya autoría aún no ha sido determinada.

Durante las pasadas semanas se han producido quejas por parte de ganaderos de Baltar y Cualedro tras la incoación de altas de sanción por pastorear reses en la zona quemada. La promesa de Medio Rural sobre que solo serán finalmente multados los que pastoreasen en zonas comunales o de monte raso no ha tranquilizado los ánimos de algunos de estos ganaderos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La regeneración de O Larouco frena la erosión tras el fuego