Vuelta al siglo XX por una avería

El temporal dejó tres semanas sin teléfono fijo ni Internet a varios pueblos del municipio de Gomesende


Ourense

Los daños que causó la borrasca Fabien en los días previos a la Navidad todavía son visibles en Gomesende (732 habitantes). Y no solo en el paisaje de árboles y ramas caídos o cortadas. Los temporales, y la indiferencia —según critican los vecinos— de la compañía multinacional encargada del servicio de teléfono fijo e Internet han dejado en la sombra a este municipio desde el 19 de diciembre.

Lo peor ya pasó, aquellos cuatro días —entre el 19 y el 22 de diciembre— en la penumbra, sin luz e incomunicados por línea telefónica fija. La luz tardó en volver cuatro días, pero el teléfono fijo e Internet solo ha regresado por zonas. Las comunicaciones empezaron a recuperarse el fin de semana pasado, casi tres semanas después de la avería, y solo después de que saliera un reportaje de denuncia vecinal en la televisión pública gallega. Pero todavía no se ha normalizado.

Sin electricidad hubo problemas para mantener los alimentos refrigerados o para calentarse. Lo pasaron mal en la residencia comunitaria Casa Lao, de San Lorenzo de Piñor, en la que residen doce personas mayores con poca movilidad. Óscar Pereira, su responsable, explica que sin luz no funcionaban el ascensor ni la calefacción. Compró estufas de propano para calentar la casa e incluso iluminó el comedor desde el exterior con los faros de su coche particular.

«Nin unha desculpa recibín de Fenosa nin o Concello se interesou para nada», critica Pereira. En cuanto a las comunicaciones, se quedó sin teléfono fijo y tiró del móvil para seguir operando. Consumiendo datos y sin Internet sigue Silvia Vázquez, que es autónoma y necesita la conexión digital para realizar sus trabajos. Vive en Os Chaos de Poulo. «O teléfono fixo volveu o sábado a noite. Internet aínda non. Chamas a Movistar e non din nada, só que a avaría está aberta. Levo chamando para que me manden a un técnico e ninguén vén. É unha indiferenza e unha deixadez absoluta», dice Vázquez.

En la farmacia de San Lorenzo siguen atendiendo a los clientes que van a buscar su medicación. Para consultar las recetas electrónicas se sirven de un rúter de apoyo, pero va muy lento. El ADSL llevaba casi tres semanas sin funcionar, comentaba José Francisco Rey Barahona. Al no tener teléfono fijo, otro inconveniente los primeros días fue que algunas personas creían que la farmacia estaba cerrada y tuvieron pérdidas de ventas.

En la oficina de Abanca, en San Lorenzo, sufrieron daños en el cuadro eléctrico y en la calefacción por la avería eléctrica y seguían sin Internet ni teléfono fijo ayer. La empresa puso una antena alternativa para que la oficina pudiese operar telefónicamente y funcionase el cajero.

El panadero de Os Chaos de Poulo afirma que estuvo a punto de sufrir importantes pérdidas en las ventas navideñas, aunque pudo atender los pedidos con el desvío de llamadas al móvil. «Nunca antes estiveramos tanto tempo así. A empresa de mantemento que había antes daba bo servizo pero agora o rural non lles será rendible», comenta Manolo, el panadero.

La alcaldesa, Pura Rodríguez (PP), afirma que hicieron gestiones con Movistar, sin éxito. Al Concello la falta de teléfono le afecta para tratar con otras administraciones y al Juzgado de Paz para los trámites del Registro Civil. El BNG denunció el «desleixo das Administracións Públicas diante dos problemas da veciñanza do rural e do abandono das empresas multinacionais».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Vuelta al siglo XX por una avería