Emigrante retornada en Cualedro: «Regresé porque mi madre se quedó sola y tuve que reinventarme»

Cándida Andaluz Corujo
c. andaluz OURENSE/ LA VOZ

CUALEDRO

Dos vecinos de la localidad recibieron  ayudas de la Secretaría Xeral de Emigración

09 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

María Casas Justo regresó de Alemania en el 2018. Natural de Cualedro, su vida dio un vuelco cuando falleció su padre. «Regresé porque mi madre se quedó sola y tuve que reinventarme». Estuvo un mes cobrando el paro y enseguida buscó un trabajo. A sus 54 años puso en marcha una empresa de venta ambulante de embutidos y un bar en la localidad de Cualedro, junto a su marido, nacido en Alemania pero hijo de emigrantes. «Un señor nos dijo que dejaba su negocio y nos lo traspasó», relata. Así recorren las ferias de las localidades limítrofes. Pero la alegría no es total, ya que en Alemania dejó a sus hijos y nietos, nacidos allí y que, afirma, no cree que se asienten nunca en Ourense.

José Martínez Atanes también decidió regresar a Cualedro. En este caso en el 2019 y desde Venezuela. En poco tiempo montó una pequeña empresa de albañilería con la que trabaja para vecinos de los municipios aledaños al concello realizando obras de mejora del hogar. Tiene 57 años y en 1982 se fue a Caracas. «La situación allí no era muy buena así que decidí regresar aquí con mis hijos», afirma. José explica que siempre pensó en volver a Cualedro, pese a tener desde hace años un negocio montado en Venezuela.

Para la puesta en marcha del negocio, María Casas contó con una subvención de la Secretaría Xeral de Emigración de 8.000 euros, a través de la línea de ayudas a emprendedores retornados. José Martínez fue beneficiario con 7.000 euros. Para conocer de qué manera han invertido estas subvenciones ambos vecinos y cómo son sus proyectos, hasta Cualedro se desplazó este martes el secretario general de Emigración, Antonio Rodríguez Miranda. Destacó la importancia del peso empresarial de los gallegos retornados, «que apostan por pór en marcha novas empresas, moitos deles no rural, e algúns incluso xerando postos de traballo». Rodríguez Miranda aprovechó la visita para recordar que acaba de abrirse esta nueva línea de ayudas, que en el 2021 cuenta con un presupuesto de 800.000 euros. El pasado año se beneficiaron de las ayudas 94 emprendedores retornados.