El Xurés, Vilariño y Cualedro, las zonas más golpeadas por los incendios

El Ejército movilizó 121 efectivos para ayudar en la lucha contra las llamas


ourense / la voz

Con dos incendios ya por encima de las dos mil hectáreas (Lobios y Vilariño de Conso), otro superando las mil (Cualedro) y seis más por encima del centenar de hectáreas, la provincia de Ourense vive sus días más negros del verano en la lucha contra el fuego. Una situación dramática que recuerda a la vivida en otoño del 2017. La provincia perdió en dos días 7.616 hectáreas y dejó con el corazón en un puño a miles de vecinos que vieron cómo las llamas asolaba sus concellos e incluso llegaba hasta sus casas. A última hora de la tarde de este lunes la Xunta decretaba una nueva situación 2, en este caso en Vilariño de Conso, por la proximidad de las llamas a dos núcleos de población de la parroquia de Sabuguido, en el momento en el que los medios aéreos abandonaron los cielos ourensanos por falta de visibilidad. Se prevé otra madrugada intensa en los montes y en las carreteras, tanto las secundarias como la A-52, que también se vieron afectadas por las llamas.

El subdelegado del Gobierno en Ourense, Emilio González Afonso, informó este lunes de la participación de 226 medios del Gobierno para colaborar en la extinción de los incendios. La Unidad Militar de Emergencias (UME) movilizó 121 efectivos (41 en Lobios, 42 en Cualedro y 38 en Rairiz de Veiga) y 42 camiones (14 en cada punto). Todos estos medios se unieron a las brigadas locales y autonómicas y otros cuerpos de emergencias para poder llegar a todos los incendios que de manera simultánea se multiplicaron a partir del pasado sábado en diferentes puntos de la provincia y que seguían activos.

Emilio González Afonso anunció una próxima convocatoria de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado de la provincia «para facer unha análise da situación». Además, reclamó la máxima colaboración ciudadana frente al fuego. A pesar del despliegue de la Xunta y el Gobierno, muchos vecinos se quejaron durante estos aciagos días de la falta de medios para sofocar los incendios, aunque la mayoría apuntó a la intencionalidad.

Ademas de a los núcleos de población, los fuegos afectaron a varias carreteras secundarias, al cruzar las llamas sobre ellas, y también a la A-52 que tuvo que se cortada durante una hora a su paso por Cualedro. Y, aunque quedó en un susto, una motobomba de O Morrazo que realizaba sus labores en Lobios sufrió un accidente en la A-52, quedando volcada sobre uno de los carriles. El chófer no sufrió herias de gravedad.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Xurés, Vilariño y Cualedro, las zonas más golpeadas por los incendios