Hallan 7 artefactos incendiarios en el terreno calcinado de Cualedro

CUALEDRO

Paloma Ferro

Alcaldes de los concellos afectados creen que ardieron más de 3.180 hectáreas

03 sep 2015 . Actualizado a las 00:44 h.

La Guardia Civil verificó la presencia de siete artefactos incendiarios esparcidos en varios puntos que, supuestamente, explosionaron a media tarde del domingo para desencadenar el infierno de llamas y humo que calcinó la ourensana Serra do Larouco. Eso es lo que afirma el alcalde de Xinzo de Limia, el popular Antonio Pérez, que ayer no dudó en asegurar que el peor incendio del verano en Galicia fue provocado por una trama de «terroristas ecolóxicos organizados». Pérez, que compareció ante los medios junto a los otros tres alcaldes de concellos afectados (Cualedro, Baltar y Trasmiras, también del PP) aventuró, apoyado por sus compañeros, que ardieron muchas más de las 3.180 hectáreas reconocidas por la Xunta.

El regidor de Baltar, José Antonio Feijoo, tras asumir también que la Xunta no ha evaluado correctamente la superficie dañada, cifró en torno a 1.500 las hectáreas abrasadas, «só no meu concello».

«Hai un turismo marca Ford, de cor negro, que está sempre preto de varios lumes neste concello e hai que seguir esa pista», reveló Pérez. Y aseguró, categórico: «Os alcaldes non pedimos, esiximos axudas públicas ante esta desfeita». El regidor de Xinzo, que reclamó un plan piloto de prevención contra el fuego en A Limia, anunció que el presidente de la Xunta acudirá en los próximos días para inspeccionar las áreas calcinadas.