Galiñas de Mos a un euro y ovejas o cabras gallegas, a sesenta

La Diputación publica un anuncio en el que oferta ejemplares de razas autóctonas gallegas


ourense / la voz

Pollos de un día de galiña de Mos a un euro o cabras gallegas a sesenta euros. Esa es la oferta que publica la Diputación de Ourense en el Boletín Oficial de la Provincia. La institución provincial tiene en marcha desde hace casi veinte años un programa de recuperación de razas autóctonas a través del Inorde (Instituto Ourensán de Desenvolvemento Económico). El anuncio trata de cubrir el objetivo de poner a disposición de los ganaderos locales ejemplares de razas autóctonas que fueron desplazadas en su día por otras más productivas en las zonas.

En algunos casos estamos hablando de especies próximas a estar en peligro de extinción. Desde el Inorde explican, por ejemplo, que la raza del porco celta estaba «practicamente desaparecida», pero señalan que es «unha opción de diferenciar e prestixiar a cabana porcina galega e de Ourense en particular». El Instituto Ourensán de Desenvolvemento Económico precisa que el programa arrancó «co fin de que esta raza volva ás cortes dos gandeiros da nosa provincia». Aquellos que cumplan con los requisitos podrán hacerse con sementales y cerdas preñadas o de recría.

En este caso, el precio lo marca el mercado -«en base ao publicado na prensa»-, pero el resto de especies con las que trabaja el Inorde sí tienen un coste prefijado. Con respecto a la galiña de Mos, se venden pollos de un día a un euro la unidad. En el caso de las ovejas gallegas, el precio es de sesenta euros por las hembras de más de seis meses. La última incorporación al programa de recuperación de razas autóctonas de la Diputación ourensana fue la cabra gallega. Desde el Inorde se indica que se encuentra en una «precaria situación de supervivencia». El coste es, de nuevo, de sesenta euros por las hembras de más de seis meses.

Requisitos y resultados

Cabe destacar, por otra parte, que no cualquier persona puede comprar estos animales. Es obligatorio estar dado de alta como ganadero y someterse a una serie de compromisos. Para garantizar que la línea genética no se ve alterada, los compradores deben asegurar que las corderas, cabras o cerdas solo se cruzarán con machos inscritos en el libro genético. De hecho, deben acreditar que tienen uno o, al menos, que lo han solicitado al Centro de Recursos Zooxenéticos de Galicia, situado en el Pazo de Fontefiz, en Coles.

Además, en la mayor parte de los casos, los ganaderos deben comprometerse a no sacrificar los animales antes de un año. Son muchos requisitos y lo cierto es que la producción de carne de estas razas es inferior a la de aquellas que actualmente están más extendidas. En todo caso, el responsable del programa de recuperación de la Diputación explicaba recientemente que el beneficio que reportan las razas autóctonas es mayor. «Véndense a restaurantes como prato de calidade, polo que é algo máis caro. Hai que ter en conta, ademais, que estes animais funcionan como obreiros que limpan o monte e evitan incendios forestais», indica Bernardino Domínguez.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Galiñas de Mos a un euro y ovejas o cabras gallegas, a sesenta