«Nin ministros, nin directores generales, a clave para solucionar o da autovía é Feijoo»

Ayuntamientos y empresas se conjuntan en Chantada para resucitar el proyecto de la A-56

.

monforte / la voz

Esta vez, funcionó el llamamiento efectuado por el Ayuntamiento de Chantada para reactivar la reivindicación de la autovía entre Lugo y Ourense. Al contrario de lo que ocurrió el mes pasado, cuando una convocatoria similar se saldó con más sillas vacías que ocupadas, ayer sí acudieron la práctica totalidad de los ayuntamientos por los que tiene que pasar esta autovía, las dos diputaciones, las organizaciones patronales de las dos provincias y algunas empresas importantes que mueven sus productos a través de la actual N-540. De la reunión salió una comisión que tiene como misión inmediata recabar el respaldo del presidente de la Xunta, aunque las obras dependan del Gobierno central.

Porque buena parte de los presentes están convencidos de que la clave está en Feijoo. Lo dijo muy gráficamente el alcalde de Carballedo, el popular Julio Yebra: «Nin ministros, nin directores generales, a figura clave para solucionar isto é Feijoo». Yebra es el regidor del único municipio en el que esta autovía está en obras. Pero se trata de un tramo aislado, sin conexión con ninguna otra autovía ni por su extremo norte ni por el sur. La parte buena es que las obras siguen avanzando en este tramo de ocho kilómetros, la mala es que lo hacen a un ritmo muy lento y que el resto del trazado no ha salido todavía del papel.

Nadie le discutió a Yebra la importancia que un empuje decidido del presidente de la Xunta puede tener para rescatar este proyecto de la semiparalización en la que lleva años sumido. El alcalde de Coles, el socialista Manuel Rodríguez, le dio expresamente la razón y añadió un matiz: «Hai que buscar que Feijoo aposte por este proxecto, e que o faga publicamente».

El objetivo ahora es conseguir un compromiso público del presidente de la Xunta con el que hacer palanca frente al Ministerio de Fomento, que tiene que financiar el proyecto. Los alrededor de treinta asistentes delegaron estas gestiones en una comisión en la que en principio estarán los alcaldes de Chantada, el independiente Manuel Varela; y los de Carballedo, Julio Yebra, y Vilamarín, Amador Vázquez, ambos del PP. Por las dos diputaciones estará Argelio Fernández, el alcalde socialista de A Fonsagrada. Y el empresario será Lisardo González, de Vilamarín, un veterano en la reivindicación.

Las partidas para la obra son «anuncios en papel» para la CEO

Entre los asistentes a la reunión en Chantada había miembros de la directiva de la Confederación Empresarial de Ourense y de sus asociaciones integradas. Desde la patronal también hicieron su propia valoración de la situación, entendiendo que las diferentes partidas aparecidas para la A-56 en los sucesivos Presupuestos Generales del Estado «se convierten tan solo en anuncios sobre el papel que nos e traducen en hechos», ya que no se ejecutan. Recordaban desde la patronal en un comunicado enviado al remate del encuentro que «todavía no comenzaron las obras, pese a existir tramos expropiados en los que se podría trabajar». Reclamaban que se inicien las obras y «su ejecución tenga continuidad en el tiempo».

Desde la CEO remarcaron también que hay una «urgente necesidad» de reparar el «calamitoso» firme de la N-540 entre Cambeo (Coles) y Guntín «en el que la circulación constituye un grave peligro para el tráfico rodado desde hace meses».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

«Nin ministros, nin directores generales, a clave para solucionar o da autovía é Feijoo»