La Xunta apuesta por la eficiencia energética en centros ourensanos

Más de 900.000 euros para obras en el CEIP Seixalbo y el CPI Antonio Faílde


ourense / la voz

El colegio de Seixalbo y el centro Antonio Faílde, en Coles, serán objeto de una rehabilitación integral para mejorar tanto su eficiencia energética como funcional. El presupuesto licitado para ambas obras supera los 900.000 euros y, según la Consellería de Educación, servirá para dotar de mayor confortabilidad a los usuarios y ahorrar en los costes de mantenimiento.

En el CEIP de Seixalbo el acondicionamiento está presupuestado en 420.000 euros y el plazo de ejecución marcado en dos meses y medio. El aislamiento térmico en la parte de la cubierta y en la fachada, la sustitución de las carpinterías por otras de aluminio con rotura de puente térmico y doble vidrio o la renovación de la instalación de fontanería y calefacción serán algunas de las labores que se llevarán a cabo. También se realizará la reparación y pintado de las aulas e instancias interiores, la reforma de los baños y se instalarán, en algunas zonas del edificio, falsos techos para reforzar el aislamiento.

Se trata de obras enmarcadas en un plan que la Xunta puso en marcha el año pasado a nivel autonómico y que este año continuará ejecutándose en dos centros de cada provincia. Todo ello con un presupuesto de cerca de cuatro millones de euros, cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) para la reducción de las emisiones de dióxido de carbono.

En el CPI Antonio Faílde la eficiencia energética también es el eje de las obras en proceso. Con un importe algo superior -501.309 euros- se procederá al aislamiento térmico con cierres de materiales específicos y se sustituirán la mayor parte de las ventanas y puertas. Se instalarán, por otro lado, equipos de luz de alta eficiencia energética que suponen un bajo consumo. Las instalaciones deportivas se modernizarán con un falso techo en el gimnasio y un termostato en la pista polideportiva con la que cuenta el centro.

EOI y Universidad Laboral

La Escuela Oficial de Idiomas (EOI) también está siendo sometida a reformas para aumentar la capacidad y mejorar las instalaciones que ofrece a aquellos que quieren ampliar sus conocimientos en otros idiomas, ya sea por motivos curriculares o escolares. Entre las actuaciones que se están llevando a cabo en el centro está la creación de un nuevo salón de actos. La dependencia que hasta ahora cumplía esa función, situada en el sótano del edificio, se dividirá para dar cabida a otras dos aulas para estudiantes.

Está previsto que las labores finalicen entre septiembre y octubre -para que no supongan un estorbo durante el curso académico- y el presupuesto total asciende a los 490.000 euros. Las otras cuatro aulas que están en construcción se ubicarán en los extremos de la planta baja, cuya forma es rectangular, dos a cada lado. La superficie útil ampliada será de 481 metros cuadrados. La oferta de idiomas de la escuela continuará siendo la misma por el momento: alemán, gallego, francés, italiano, portugués y chino.

Por otro lado, el instituto de enseñanza secundaria Universidad Laboral también se está acondicionando para dar cabida a los matriculados en el nuevo taller de formación profesional dual de Automoción -se trata de una modalidad que ofrece a los alumnos la posibilidad de combinar las clases teóricas con las prácticas remuneradas en empresas del mismo sector-.

Un total de 42 colegios e institutos de la provincia serán objeto de reformas

Las reformas del colegio de Seixalbo, el centro Antonio Faílde, la Escuela Oficial de Idiomas y la Universidad Laboral no serán las únicas que el Ejecutivo gallego llevará a cabo durante este próximo curso escolar. Un total de 42 centros de la provincia de Ourense se beneficiarán de un protocolo firmado por la Consellería de Educación y la Diputación.

El programa de estas obras recibe el nombre de RAM (Reforma, Ampliación y Mejora) y lleva realizándose desde hace tres años con el objetivo de optimizar recursos entre administraciones. El presupuesto asignado para este año asciende a 632.000 euros en total. Algunos de los centros públicos de Educación Infantil, Primaria o Secundaria que se beneficiarán del convenio son el Virxe de Covadonga, Irmáns Villar, Mestre Vide, Ben Cho Shey, Calvo Sotelo (en O Carballiño), Astariz (en Castrelo de Miño), Valle Inclán (en Muíños) o Manuel Bermúdez Couso (en Pobra de Trives).

Además, la obras que se realicen en las instalaciones deportivas de los centros públicos de enseñanza Primaria y Secundaria -tal y como se hizo en anteriores ocasiones- redundarán en beneficio del resto de posibles usuarios puesto que, fuera del horario lectivo, se permite el uso de las mismas para fines deportivos y culturales. Asimismo, la Consellería es la encargada de estudiar las fórmulas de colaboración con las entidades locales para que esta cláusula se cumpla según se establece en los términos firmados entre el marco de la Federación Galega de Municipios e Provincias (FEGAMP) y la Xunta de Galicia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La Xunta apuesta por la eficiencia energética en centros ourensanos