La calidad del Ribeiro desarbola al Rasoeiro para ganar en casa

Los ribadavienses siguen asentándose en la Primera Nacional


ourense / la voz

Ya van dos y la primera ante su fiel afición. El Carnes do Ribeiro se asienta día a día en la Primera Nacional de balonmano y ayer no dio opción a un Rasoeiro al que ya puso contra las cuerdas en los primeros minutos, para imponerse a la postre: 36-30.

Los hombres de Alberto Miguélez pronto cimentaron sus primeras ventajas con un parcial de 7-2 en los ocho minutos iniciales, que fue creciendo durante un primer período maquillado en todo caso por los de O Grove en los instantes previos al intermedio, con los primeros aldabonazos de un Bruno Montesinos que prácticamente sería su único referente en ataque durante el segundo tiempo.

Ajustaron conceptos los ribadavienses en la entrega complementaria del choque y, como había sucedido en su arranque, volvieron a abrir una brecha que llegó a los ocho goles de ventaja (26-18) en el ecuador de este segundo acto, bien guiados por los goles que aportaban Mon Sotelo (7 al final del partido) y Pablo Lorenzo Peque (6), como estiletes de un juego más fluido en el conjunto de casa.

Los visitantes tiraron de pundonor en los últimos instantes, con el plantel ribeirao administrando su renta para estrenar su casillero en casa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La calidad del Ribeiro desarbola al Rasoeiro para ganar en casa