«Para ellos es duro, al no tener contacto físico lo pasan mal»

La residencia San Carlos de Celanova ya recibió este lunes a los primeros familiares

Personal de la residencia geriátrica de Celanova, días después de confirmarse que estaba libre de covid-19
Personal de la residencia geriátrica de Celanova, días después de confirmarse que estaba libre de covid-19
m. r.
ourense / la voz

Como ha sucedido con otros sectores, la normalización del funcionamiento en las residencias (y con eso, las visitas de familiares) no será de hoy para mañana. Los centros de mayores deben cumplir unas condiciones para poder solicitar el permiso —sin positivos, tanto entre el personal como entre los residentes en los últimos 15 días, y con disminución sostenida en el municipio donde está ubicada la residencia (igual o menor a 3 casos nuevos de covid-19 por 5.000 habitantes/día)— y Política Social debe autorizar las visitas de los familiares. En principio todos los centros de la provincia que lo solicitaron cuentan con el informe favorable para poder pedir la concesión de visitas. No serán generalizadas y solo estará autorizada la persona que figura como contacto del residente en cada caso. Deberá cubrir un cuestionario para poder llevar un control, por si se registraran rebrotes.

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
VERSIÓN PDF
Accede a la réplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882

«Para ellos es duro, al no tener contacto físico lo pasan mal»