Buen primer mercado en Celanova en la era del covid-19

María Teresa Rodríguez Vázquez
Maite rodríguez OURENSE / LA VOZ

CELANOVA

Uno de los puestos habituales, de hortalizas, volvió al mercado de los jueves de Celanova.
Uno de los puestos habituales, de hortalizas, volvió al mercado de los jueves de Celanova. Santi M. Amil

Reencuentro con distanciamiento entre vendedores y clientes

15 may 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Fue un poco extraño, como todo en estos tiempos del coronavirus, pero la feria de los jueves volvió a celebrarse en Celanova dos meses después. Con distancia, con bandas marcando la separación que había que guardar, y con miembros de Protección Civil controlando que se mantuviese el orden, pero al menos hubo mercado, una actividad que extrañaban vendedores y clientes y que, por fin, con mucha cautela se ha podido recuperar esta semana en Celanova.

Otro jueves cualquiera antes del covid-19, los locales igual se hubieran quejado, «hoxe o mercado non valeu nada», pero en esta situación, fue recuperar un tesoro.

Por limitación de aforo, hubo una quincena de puestos, de productos agroganaderos de alimentación; faltaron los gritos de los feriantes anunciando las ofertas de ropa interior o el expositor donde se puedan encontrar cedés de Manolo Escobar y los más actuales, pero los celanovenses agradecieron poder volver a su mercado semanal y poder encargar pulpo en la popular pulpería Tinoco. Aunque no se instaló la carpa con el bar de comida donde se come el pulpo o churrasco, los pulperos señalan que «no hay queja» de la respuesta de la clientela este primer día pues acudió bastante gente. Este año es duro para su negocio, además de los dos meses ya perdidos, la suspensión de fiestas muy concurridas como la romería Raigame o la de As Marabillas les hace presagiar que «la temporada está perdida».