La Guardia Civil esclarece más de la mitad de las denuncias que le llegan

Descienden los delitos contra el patrimonio en su demarcación y suben las amenazas

.

ourense / la voz

Como cada año, en este con más sobriedad festiva por orden ministerial, el cuartel de la Comandancia de la Guardia Civil en Ourense centralizó los actos provinciales para celebrar el día del Pilar, patrona de el instituto armado. Todos los acuartelamientos pudieron conmemorar la fecha con un acto castrense, pero sin agasajos ni celebraciones lúdicas en solidaridad con los guardias desplazados a Cataluña. Diez de ellos pertenecían a la Comandancia de Ourense y ya están de regreso. Después de haber vivido una experiencia «en condiciones adversas, venían contentos, bien de ánimo y dispuestos a volver si es necesario», dijo el jefe de la Comandancia, el teniente coronel Manuel Novo Colldefors.

Este refirió en su discurso institucional a la actividad durante este ejercicio que se resume en unos «resultados similares» a los del año pasado en materia de seguridad ciudadana. La tasa de delincuencia en la demarcación de la Guardia Civil en la provincia es de 17 delitos o infracciones por cada mil habitantes y la institución esclarece más de la mitad, un 52 %, de los casos que le llegan. El responsable de la Comandancia apuntó que, por tipos delictivos, bajaron los relativos al patrimonio. En cambio aumentaron los de amenazas, coacciones y los relacionados con la seguridad vial. Novo Colldefors matizó que subieron ligeramente las amenazas leves y las «coacciones de palabra, pero no graves».

Estadísticamente, la provincia de Ourense se mueve en unos números de delitos muy bajos lo que cualquier aumento hace que los porcentajes se muevan al alza, explicó Colldefors. Por ello el descenso en delitos contra el patrimonio se contrarresta con la subida de amenazas o infracciones contra el tráfico. El incremento de este último delictivo tiene mucho que ver, explicó el teniente coronel, con el aumento del número de servicios. «Si se hacen más controles de alcoholemia o se ponen más radares puede darse con más delitos», detalló.

El responsable de la Guardia Civil en Ourense se refirió a los casos de desaparecidos en la provincia, con 39 denuncias desde principios de año. Dos siguen sin ser encontrados, entre ellos Ramón López, que falta en Castro Caldelas desde el mes de marzo. El teniente coronel señaló que la Guardia Civil tiene la «preocupación constante» de «dar respuesta a esta problemática».

El acto castrense fue solemne con el recuerdo a los caídos de la Guardia Civil como momento más emotivo. Como cada año, se entregaron condecoraciones, cruces con distintivo blanco. Los recompensados esta vez fueron Fernando Márques, coronel jefe de la Guarda Nacional Republicana en Vila Real (Portugal), al comisario del Cuerpo Nacional de Policía en Ourense, Antonio Álvarez, al teniente Javier Mira, al brigada Teodoro Tesouro y a los guardias Sonia Salgado, Bruno Santos, José Javier Crespo y Juan Carlos González.

Por servicios extraordinarios fueron reconocidos el capitán Antonio Fernández y los guardias Andrés Sánchez, José María Fernández y Jose Manuel Araújo. También se entregó la cruz al mérito militar con distintivo blanco al cabo primero Luis Ángel Veloso, a los guardias Manuel Marcos Rodríguez y Lucía Yáñez -por su labor en operaciones contra narcotráfico y robos- y a Manuel José Rodríguez y José Antonio Quintairos.

Votación
0 votos
Comentarios

La Guardia Civil esclarece más de la mitad de las denuncias que le llegan