La red provincial se encarga de la recogida de animales en 76 concellos

Las perreras acogen a 550 perros abandonados pendientes de ser adoptados


ourense / la voz

Aparece un perro abandonado deambulando por una carretera. Y entonces, ¿qué pasa? Hasta hace unos años, el futuro del can dependía un poco de la voluntad de los vecinos o del propio ayuntamiento, que en algunos casos enviaba a Protección Civil y trataban de buscarle un hogar, y en otros casos simplemente actuaban si había un problema o ni eso. Ahora la situación ha cambiado. La Lei de Benestar Animal aprobada por la Xunta obliga a los concellos a recoger «los animales domésticos vagabundos y extraviados que deambulen por el término municipal». No hay lugar a interpretación, así que toca cumplir. Y es por eso mismo que la red provincial de perreras tiene cada vez más socios.

Empezó a funcionar en 2014, pero entonces apenas formaban parte una veintena de ayuntamientos, que son ya 76 y la previsión es seguir creciendo, según explica Sindo González, responsable de la red de perreras de la Diputación. Él se encarga de gestionar las instalaciones ubicadas en Xinzo, O Carballiño, A Rúa de Valdeorras y Muíños, en las que estos días hay alrededor de 550 perros. Son muchos, demasiados. Dice González que todavía no se puede hablar de colapso, pero sí reconoce que las instalaciones están llenas. Lo justifica en el verano. «En xullo e agosto recóllense moitos cans, porque é cando hai máis abandonos», señala el técnico. La llegada de las vacaciones para los humanos suele ser mala época para las mascotas, que de repente molestan porque no son bienvenidas en todos los destinos turísticos. Y tampoco es buena temporada para las adopciones, que suelen reactivarse a partir de octubre.

En lo que va de año (lo que viene siendo fundamentalmente antes del verano), 300 perros fueron adoptados en las perreras provinciales. Pero se recogieron 520, a los que hay que sumar los que estaban en las instalaciones desde el pasado y no han conseguido un hogar todavía, lo que da la cifra de los 550. «Hai que contar os que retornan aos propietarios, porque os cans chipados volven todos ou case todo cos donos», relata González.

Reconoce el técnico que los canes correctamente identificados que recogen suponen apenas el 10 % del total. Destaca que en la comarca de Valdeorras es más alta la tasa de animales chipados. «Aí devolvemos moitos máis», explica. ¿El motivo? Sin saberlo con exactitud, cree que se debe a que hay muchos cazadores, «e fronte á fama que teñen de abandonar animais, o que si vemos é que os teñen chipados e pódese identificar aos propietario, así que os devolvemos»; aunque también habla de que puede deberse a que hay «máis presión municipal, que os concellos están máis enriba da xente».

Ampliación pendiente en Xinzo

Ante el crecimiento de los concellos adheridos a la red de la Diputación y el aumento de los abandonos (o tal vez sea más acertado decir el aumento de los animales recogidos), hay un proyecto de ampliación en marcha. «Temos pedida a licenza ao Concello de Xinzo para poder ampliar a actual canceira e facer que se multiplique por catro a súa capacidade», explica González, que dice que el objetivo es pasar de las 90 plazas actuales a 350. Se sumarán 250 plazas más a un servicio que cuenta en la actualidad con entre 500 y 600. «Estamos pendentes da licenza, e despois licitarase; pero é para pronto, eu espero que este mesmo ano», dice González.

En el pasado hubo un ofrecimiento por parte del Concello de Melón de incluir su perrera en la red, pero todavía sigue pendiente. El edificio (que está sin uso) presentaba deficiencias que desde la Diputación se pidieron solventar antes de asumir su gestión, pero no ha habido adelantos en este sentido.

Los gatos se quedan fuera

La red de perreras también cuenta con alguna jaula para gatos, aunque la consigna es no utilizarlas. «Encerrados vailles mal, así que procuramos xestionalos en orixe», dice el técnico, que explica que tratan de buscarles una ubicación incluso antes de recogerlos.

«Moitos granxeiros queren gatos, hai unha grande demanda para que cacen ratos e estean en espazos abertos», señala González; al tiempo que reconoce que los gatos en libertad sobreviven bien, y además no es cuando más se reproducen. «Cando se sobrealimentan é cando hai problema das colonias que se fan inmensas e son difíciles de xestionar», destaca.

La protectora urge la reforma de la instalación de la ciudad, que se ha quedado anticuada

En la ciudad de Ourense el escenario de cuidado de los animales abandonados pasa por el trabajo de la Protectora de Gatos y Perros de Ourense. La asociación, que trabaja de forma independiente, realiza su labor en unas instalaciones municipales que se encuentran en Eiroás, al lado del antiguo vertedero. Es un recinto que se ha quedado pequeño y anticuado para las necesidades de la tercera ciudad de Galicia. Desde Progape reclaman al Concello de Ourense que acelere los trámites para sacar del cajón el proyecto de reforma y adecentamiento de la instalación que lleva años pendientes.

Desde la Concellería de Asuntos Sociais, que es responsabilidad de Sofía Godoy, se asegura que el objetivo es llevar este año a pleno la dotación económica para Progape. Según las mismas fuentes, la partida superaría los 300.000 euros y se incluiría el proyecto de reforma de la instalación, que se encuentra en el departamento de fiscalización. Después llegaría el momento de sacarlo a concurso.

Desde la protectora ourensana, su presidenta Area Cid señaló recientemente en la presentación de un acto de sensibilización para la adopción de mascotas, las principales dificultades que se encontraban en el día a día con los animales en Eiroás: «La problemática de la protectora es conocida por todos y los fallecimientos que hay por peleas, masificación y falta de espacio para la adecuación del centro que es muy antiguo, cada día de espera es de posible muerte. Hay que acelerarlas como se puedan». También alertó de la necesidad de ayudas, tanto a nivel económico como de voluntariado.

Unos se sumarán a la red y otros resuelven con asociaciones

La Lei de Benestar Animal ha provocado que los concellos tengan que reaccionar, así que son varios los que tienen pensando sumarse a la red provincial y sacarse así el problema de encima (los reacios achacan el motivo al coste, que es un euro por habitante al año). Es el caso de Cea o Avión, que la semana pasada decidía adherirse a pesar de que en la actualidad tienen concertado el servicio con una empresa de Ponteareas. Es la misma empresa que trabaja con A Arnoia.

También avanzó su intención de integrarse en la red provincial la alcaldesa de Gomesende. Asegura que hasta el momento no son muchos los perros que aparecen abandonados, y que cuando los hay les buscan familia de adopción. Ella misma se llevó uno de los perros callejeros a casa.

En Barbadás, los perros abandonados son recogidos por los voluntarios de Protección Civil y llevados a una pequeña perrera municipal; y después derivados a la de Ourense, con la que tienen un convenio anual. En Xunqueira de Espadañedo y Nogueira de Ramuín tienen convenios con una empresa privada desde hace años, a la que llaman cuando aparece un perro abandonado. La empresa se encarga de recogerlo y llevárselo a su propia perrera. En ambos casos, los alcaldes dicen estar satisfechos por el servicio.

En Verín, la recogida de canes abandonados la realiza la agrupación Proanimales de Verín. El edil de Servicios, Julio Viéitez, expuso que «hace una buena labor y tiene una perrera en Castrelo do Val, con la que colaboramos, pero ahora habrá que volver a estudiar este tema con la nueva normativa».

El regidor de Monterrei, José Luis Suárez Martínez, mencionó que el Concello está a la espera de la inminente adjudicación de la obra de la perrera de la Mancomunidad. «Es un tema pendiente desde hace tiempo y esperamos que se resuelva en breve plazo, ya que no hay ahora un espacio público para atender a los perros». En similares términos se expresó la alcaldesa de Oímbra, Ana Villarino, que abogó por la construcción de una perrera comarcal cuanto antes.

En Sarreaus, el alcalde, Gumersindo Lamas Alvar, aseguró que: «Temos un convenio cunha canceira particular de Xinzo que se ocupa de recoller os cans abandonados e do seu coidado». También están fuera de la red de la Diputación A Mezquita y Beade.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

La red provincial se encarga de la recogida de animales en 76 concellos