La vivienda comunitaria de Castrelo de Miño queda libre del virus

Solo quedan cuatro residencias de mayores con casos asociados de coronavirus, tres de ellas solo entre el personal

En la residencia Os Gozos fallecieron 37 usuarios con coronavirus
En la residencia Os Gozos fallecieron 37 usuarios con coronavirus

O Barco

La tercera ola de la pandemia ha llegado al área sanitaria de Ourense, Verín y Valdeorras; pero no a las residencias de mayores. En los centros residenciales de la provincia ya solo quedan cuatro centros con casos adscritos de los 37 que tuvieron algún positivo en esta segunda fase, y los que quedan en su mayoría se corresponden con trabajadores.

La residencia con mayor número de casos activos es la Virxe da Saleta de San Cristovo de Cea. Quedan pendientes de negativizar cinco usuarios (que fueron trasladados por la Fundación San Rosendo al módulo de hospitalización de críticos de Os Gozos) y tres trabajadores. Hay también un positivo entre el personal en la residencia de Larouco y otro en Galisenior, en Ourense; mientras que en Os Gozos de O Pereiro de Aguiar son dos los trabajadores que siguen de baja por coronavirus.

Son los datos del último balance oficial de la Consellería de Política Social, en el que se recoge también que han dado negativo los últimos cuatro usuarios de la vivienda comunitaria de Castrelo de Miño que seguían contagiados. En el centro municipal se detectó un brote el pasado 4 de diciembre que afectó a 9 usuarios y a 2 trabajadores, mientras que el resto del personal tuvo que estar en cuarentena por ser contactos directos. Debido a esta situación, ante la ausencia de trabajadores que pudieran ocuparse de los mayores, estos fueron trasladados a una residencia integrada puesta en marcha por la Xunta en Santiago de Compostela.

Quedan lejos los datos de finales de octubre, cuando había más de 250 casos asociados a residencias. El 25 de ese mes, por ejemplo, había 174 mayores y 86 trabajadores contagiados.

94 fallecidos en residencias

En esta segunda ola han fallecido 94 mayores residentes en centros geriátricos. En Os Gozos fallecieron 37 usuarios, 20 en Os Milagros de Barbadás y 11 en Val de Monterrei. En San Antonio de Beariz y el asilo Nosa Señora dos Anxos de Ribadavia perdieron a 6 residentes por coronavirus; mientras que en Nosa Señora do Viso en Lobeira y en la residencia de la Fundación Valdegodos en Viana do Bolo perecieron tres mayores. En el centro Virxe das Salinas de Ourense perecieron cuatro residentes por covid-19. Y en Virxe da Saleta de Cea, Virxe da Clamadoira de Muiños, Hermanos Prieto de O Carballiño y la vivienda comunitaria de Castrelo de Miño murió un usuario en cada uno.

En la primera ola hubo 28 defunciones en Nosa Señora da Esperanza de Ourense, 15 en Nosa Señora de Fátima en O Barco, 8 en la residencia San Carlos de Celanova, 4 en la de Castro Caldelas y en Divino Maestro en Ourense, 3 en San José (Ourense) y uno en Val de Monterrei, Virxe da Clamadoira, Pena da Sela (O Irixo), Os Gozos, Galisenior, Rairiz de Veiga, Monte Barrio (Riós) y San Cosme (Rubiá).

Ningún caso en residencias para personas con discapacidad

En lo que se refiere a las residencias para personas con discapacidad, la pandemia ha pasado casi desapercibida en la provincia de Ourense. Apenas hubo una decena de casos en la primera ola, mientras que en la segunda no se detectó ningún positivo asociado a estos centros, ni entre los usuarios ni entre los trabajadores.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La vivienda comunitaria de Castrelo de Miño queda libre del virus