ourense / la voz

Este fin de semana se han celebrado fiestas en homenaje a diferentes productos gastronómicos por toda la provincia. En Castrelo de Miño la protagonista, del viernes al domingo, fue la anguila. Frita o empanada, los que se dejaron caer por el Campo da Festa de Barral pudieron probarla preparada al estilo tradicional y acompañarla con clásicos vinos del Ribeiro. Se trata de la vigésimo tercera edición de una fiesta que congrega a miles de personas cada año.

Por otro lado, en la vigésima edición de la Festa do Pemento de Oímbra se llevó a cabo un concurso de cocina en el que más de treinta personas presentaron sus platos y cuyas elaboraciones formarán parte de un recetario. La música para amenizar la jornada corrió a cargo de la orquesta Ritmo Joven y la cantante Pili Pampín. Además de la gastronomía, la feria ofreció diversos puestos en los que se mostraba maquinaria agrícola y productos de artesanía. El municipio ourensano lleva años promoviendo este encuentro gastronómico.

En el concello de Maceda la celebración no giró en torno a la comida, sino a la virgen das Neves. En su honor tuvo lugar una procesión y una misa solemne, a las 12.00 horas del domingo, a la que acudieron cerca de doscientas personas. El resto del fin de semana las charangas y las orquestas abrieron la semana de fiestas del pueblo. Están programadas actividades para todas las edades como proyecciones de películas y un mercado medieval.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las fiestas ourensanas del paladar