Inaugurada la gran cruz de As Maravillas, en Cartelle

En 1993 se ponían en funcionamiento las instalaciones creadas por la Xunta y la pieza monumental donada por un emigrante radicado en Venezuela


Las celebraciones de As Maravillas tuvieron hace un cuarto de siglo una edición singular: fue el año que se inauguró la gran cruz donado por un emigrante de Venezuela y las obras de remodelación del entorno realizadas por la Xunta de Galicia y el Concello de Cartelle. Se anunciaba para la fiesta la inauguración de «las obras realizadas en el entorno del santuario de As Maravillas, en las que intervinieron varios organismos». Entre las realizaciones figuraba un merendero -en el que Icona había invertido un millón de pesetas- y la gruta del lugar y escalinata al templo -en las obras invirtió la Xunta más de dos millones de pesetas-. En el caso de la gran cruz donada por un emigrante el conjunto, de nueve metros de altura, tuvo un coste cercano al millón de pesetas. La mayor dificultad había consistido en la colocación de las piezas debido al peso y el volumen de las mismas. La piedra procedía de Salvaterra de Miño, al no encontrarse bloques del tamaño necesario en las canteras ourensanas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Inaugurada la gran cruz de As Maravillas, en Cartelle