Casi cien ourensanos fueron diagnosticados de silicosis en el 2018

Cada año aumenta en la provincia el número de enfermos por respirar polvo de sílice

Los trabajadores de la pizarra usan mascarilla para evitar inhalar polvo de sílice
Los trabajadores de la pizarra usan mascarilla para evitar inhalar polvo de sílice

o barco / la voz

En el 2018 un total de 96 ourensanos fueron diagnosticados de silicosis. Son los datos oficiales del Instituto Nacional de Silicosis, con sede en Oviedo, el único que tiene potestad en toda España para declarar oficialmente los casos de enfermos por esta dolencia en España. Todavía están sin publicar los datos referidos al 2019. La cifra del 2018 supone más del doble de los diagnosticados un año antes, cuando se registraron 46 casos, uno menos de los que se produjeron en el 2016.

Ourense es, con diferencia, la provincia gallega con más casos de enfermos por inhalación de polvo de sílice en suspensión. Son fundamentalmente trabajadores del sector de la pizarra en Valdeorras, aunque también los hay de otros tipos de minería. Lugo está en la segunda posición, de manera especial en la comarca pizarrera de Quiroga. En la provincia del norte se detectaron 16 casos en el 2018, frente a los 11 del 2017 y los 8 del 2016.

Es una enfermedad que, no obstante, no escapa a ninguna provincia. En la de Pontevedra fueron 10 los diagnosticados en 2018 (8 en el 2017 y 10 en el 2016), la mayoría trabajadores de las canteras de O Porriño. En A Coruña, la provincia con menor incidencia de toda Galicia, los casos detectados fueron 4, los mismos que en el 2017 (en el 2016 únicamente se diagnosticó uno).

El 65 % estaban en activo

En total, de los 270 casos detectados en Galicia en el 2018, 177 de ellos estaban todavía en activo, es decir, trabajando en el sector de la pizarra o en el de la piedra natural; lo que supone el 65,6 % del total. El resto estaban, en su mayoría, ya jubilados. Y de todos ellos, el 30 % tenían silicosis en grado tres, que significa que la enfermedad estaba ya muy avanzada. En estos casos, el enfermo recibe una incapacidad absoluta para trabajar. Poco a poco van perdiendo capacidad pulmonar, y algunos acaban con bombonas de oxígeno.

En los estadios uno y dos, el trabajador no puede estar en su puesto de trabajo -y en la pizarra es complicado encontrar un espacio lejos del polvo- y se le declara una incapacidad parcial que supone que pasa a cobrar el 55 % de su base de cotización. El afectado puede continuar trabajando en cualquier otro sector en el que no haya polvo de sílice en suspensión.

El doctor Joaquín Lamela tiene su clínica en Ourense
El doctor Joaquín Lamela tiene su clínica en Ourense

Joaquín Lamela: «La tomografía es más sensible para valorar»

Con décadas de experiencia en el campo de la neumología, el doctor Joaquín Lamela ha atendido a cientos de pacientes con silicosis en todo este tiempo. Lo sigue haciendo y comenta con cierta rabia el hecho de que sus diagnósticos -al igual que los del resto de sus colegas- no sean tenidos en cuenta a la hora de evaluar a un enfermo por parte del Instituto Nacional de Silicosis (INS). El paciente tiene que ir a Oviedo y conseguir el reconocimiento de la enfermedad allí para que tenga validez legal a la hora de conseguir una invalidez, ya sea total o absoluta. «No me parece lógico, porque yo no tengo ningún interés en diagnosticar una enfermedad si el paciente no la tiene», remarca el médico.

Pero las quejas de Lamela van más allá. Asegura el neumólogo no entender por qué no se extiende más el uso de la TAC. «Siguen [en el INS] basando el diagnóstico de silicosis pulmonar en las anormalidades de la radiografía de tórax. Sin embargo, la literatura médica de los últimos años apoya que la tomografía computerizada de tórax de alta resolución es más sensible que la radiografía de tórax para diagnosticar silicosis pulmonar, ya que en la radiografía los nódulos no se ven con claridad hasta que alcanzan un tamaño de unos cinco milímetros, mientras que con la TC se pueden ver con apenas dos». Asegura que muchos trabajadores de la pizarra que han sido diagnosticados por neumólogos gallegos «basándose en la historia laboral y los informes radiológicos de la TC de tórax emitidos por servicios de radiología público o privados» llegan a Oviedo y allí les descartan la enfermedad por no verse los nódulos en la radiografía. Entiende que es fundamental el diagnóstico precoz, teniendo en cuenta que se trata de una enfermedad que no tiene tratamiento ni cura. «No por dejar de inhalar se para», reconoce, pero peor no será.

Las pizarreras llevan años trabajando para erradicar el polvo de las naves

El polvo de sílice no se ve. Pero está ahí, se respira y acaba siendo dañino con el paso del tiempo y por exposición continua. El polvo se produce en el corte del rachón y después en el labrado, por lo que afecta especialmente a los trabajadores que están en las naves de elaboración.

Es un tema sobre el que la patronal (a través del Clúster de la Pizarra) lleva años trabajando -con importantes ayudas económicas de la Xunta para invertir en sistemas de aspiración de polvo- con naves piloto que han llevado a que en la actualidad casi todo el sector cuente ya con medidas efectivas para evitar problemas futuros de salud en los trabajadores.

Aunque la enfermedad se comporta de manera diferente en cada persona, lo más habitual es que no aparezca antes de que el trabajador lleve al menos una década expuesto al polvo de sílice a diario. Para evitar ese contacto directo hacia los pulmones, las naves han sido dotadas de sistemas de aspiración de aire y de agua en el labrado, lo que evita que el polvo se quede en suspensión y sea respirado por el trabajador. Además, los empleados llevan mascarillas cuando están en las naves.

«Somos un sector puntero. Los resultados obtenidos [en cuanto a minorización de polvo en suspensión], en general, son espectaculares. Hay un antes y un después. No sé si en todas, pero desde luego las empresas pertenecientes al Clúster están haciendo un esfuerzo muy importante», aseguraba en una entrevista en La Voz el presidente del clúster, Víctor Cobo, el pasado mes de noviembre.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Casi cien ourensanos fueron diagnosticados de silicosis en el 2018