La pizarra busca ampliar mercado para fachadas y pavimentos

El sector impulsó un estudio sobre las ventajas de su uso más allá de las cubiertas


o barco / la voz

La pizarra es un material perfecto para cubiertas, por su impermeabilidad, su resistencia y su durabilidad. Pero esas características lo convierten en idóneo también para revestimientos, mampostería, baldosas... Muchos otros usos donde hoy en día apenas tienen presencia. Y desde el sector quieren revertir la situación. El objetivo es buscar nuevos mercados para la piedra natural y en ese camino se dio forma al proyecto Caracterización tecnolóxica das pizarras galegas, como material de construción, para outras aplicacións complementarias, impulsado por la Fundación Centro Tecnolóxico da Pizarra y que ayer presentó su autor, Fernando López González-Mesones, en una jornada técnica en Carballeda de Valdeorras. «É incomprensible a escasa difusión que segue tendo a lousa en aplicacións construtivas como son os pavimentos, as fachadas ou, simplemente, os elementos decorativos». Apostó por «facer entender á sociedade que a pizarra ofrece unhas propiedades tecnolóxicas dificilmente superables, como son a escasa absorción de auga, a elevada densidade e a resistencia á flexión».

A la jornada técnica asistieron empresarios del sector, pero también arquitectos y otros profesionales vinculados con la construcción, a los que se mostró «la firme apuesta del sector por la innovación y la divulgación como elementos diferenciadores que nos permiten avanzar en competitividad», dijo el presidente del clúster, Víctor Cobo.

Once empresas desarrollan proyectos para acabar con el polvo de sílice en las naves

El polvo de sílice es el gran quebradero de cabeza para el sector de la piedra natural y la gran lucha en la búsqueda de la mejora en la salud de los trabajadores. Un tema importante «que debe suscitar o compromiso do sector e das administracións», destacó Santiago Álvarez, jefe territorial de la Consellería de Industria, en la jornada sobre pizarra desarrollada ayer en Valdeorras. Avanzaba que ese sentido versa la nueva línea de ayudas activada por la Xunta para mejorar las condiciones ambientales y laborales de las explotaciones mineras, y que ya tiene beneficiarios.

En la provincia de Ourense son 11 las empresas favorecidas, con canteras de pizarra (8 en Carballeda y una en Vilamartín) y de granito (en Toén y Padrenda), que recibirán más de 1,1 millones de euros (cada ayuda será por un máximo de 200.000 euros) para realizar inversiones en las naves que ayuden a reducir la exposición al polvo de sílice de los trabajadores. Las empresas aportarán 1,3 millones a los proyectos.

«Os incentivos dirixiranse a investimentos para a mellora da calidade do ambiente atmosférico mediante a redución de emisións de po nas explotacións mineiras activas» y para «actuacións para a redución da exposición ao po dos traballadores», explicó Álvarez.

No es un tema baladí en la provincia. «O sector da lousa concentra o 55 % dos traballadores ocupados en Galicia nas industrias extractivas» y suponen el «25 % das afiliacións á Seguridade Social en Valdeorras», según destacó el jefe territorial de la Consellería de Industria.

La cantera «no es destrucción, es riqueza», clama la regidora de Carballeda

El otro eje de la jornada técnica giró en torno a la ponencia de Luis Andón, director técnico el departamento de Medio Ambiente de Calfensa, que presentó el estudio Fomento da biodiversidade compatible coa actividade mineira en explotacións de lousa, impulsado por el Clúster de la Pizarra. El objetivo de su proyecto es demostrar, dijo, que las canteras pueden ser compatibles con la conservación de la biodiversidad y el fomento de los hábitats naturales. «Hai que aplicar medidas ambientais baseadas na revexetación de noiros cunha selección de especies vexetais, na mellora da conectividade entre os hábitats existentes e as áreas restauradas, e na creación de refuxios para a protección da fauna silvestre», apuntó.

Sobre el tema habló también la alcaldesa de Carballeda de Valdeorras, María del Carmen González, quien recordó que las empresas dan trabajo a 2.400 personas de forma directa, y a unas 10.000 de manera indirecta. «Sin duda es el verdadero motor económico de la comarca», dijo, para después remarcar que «es importante cambiar el mensaje». Y se explicó: «La pizarra no es destrucción, es riqueza. No es abuso, es dignidad. La pizarra consigue llevar cada mes a casa un salario, la posibilidad de una vida digna y de permitir que los valdeorreses puedan dar mayor formación a sus hijos y, por lo tanto, mayor riqueza humana a nuestra tierra». La regidora remarcó que con los esfuerzos de los «valientes de los años 60 que empezaron casi solo con sus manos a extraer» pizarra, y con las mejoras tecnológicas, «tendremos un futuro ilusionante».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La pizarra busca ampliar mercado para fachadas y pavimentos