Hay quien cree que la medida no es efectiva y busca otros métodos


En la lucha contra la despoblación cada alcalde tiene sus propias teorías y sus métodos. Y también los hay que no creen que las ayudas a la natalidad sean un revulsivo. Lo defiende así la regidora de Carballeda de Valdeorras, María del Carmen González. «Nadie tiene un hijo por una ayuda. Hay que fomentar otras políticas sociales», argumenta, y entonces cita la guardería gratuita o los «buenos parques» que hay en su municipio. «El año pasado fue un buen año de natalidad en Carballeda», dice orgullosa.

En una línea similar habla Secundino Fernández, regidor de Viana do Bolo. «Pensamos que hai que dar outro tipo de beneficios: galescola, oportunidades laborais, locais para as asociacións de familias e lactancia, apoio social ás familias, descontos nos servizos públicos...», argumenta. Y también cita la guardería local «que está especialmente ben» el alcalde de Muíños, Plácido Álvarez.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Hay quien cree que la medida no es efectiva y busca otros métodos