Más de setenta hectáreas ardieron en la provincia durante el mes de marzo

La Voz

CALVOS DE RANDÍN

El incendio más importante sucedió el pasado día 24 en Chandrexa de Queixa

03 abr 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

A partir de mediados del mes de marzo, con la subida de las temperaturas y la falta de lluvia, la provincia empezó a registrar incendios forestales, de diferente magnitud, que afectaron a algo más de setenta hectáreas de monte. El origen de ellos se desconoce, aunque se cree que la mayoría tuvo lugar en quemas que se descontrolaron.

El fuego más importante sucedió el pasado día 24 en Chandrexa de Queixa, en el núcleo de Requeixo. Comenzó alrededor de las 15.30 horas, quedando extinguido seis horas después, tras arrasar con 40 hectáreas de monte raso. Le siguió en terreno afectado el que se inició el pasado día 29 en la parroquia de Pradorramisquedo, Viana do Bolo, que además llegó a territorio zamorano. En este caso se registraron tres focos y se extinguió ese mismo día tras quemar 17,43 hectáreas de monte raso en terreno gallego. El resto de los incendios forestales tuvieron menor envergadura. Tres de ellos afectaron a territorio del parque natural de la Serra do Xurés. Tuvieron lugar el 17 de marzo en el concello de Muíños (Requiás), el día 22 en Lobeira (Fraga) y el último esta misma semana en Calvos de Randín (Randín). Juntos no llegaron a las tres hectáreas afectadas.

Además de estos incendios, en marzo hubo varios conatos que se pudieron extinguir sin dificultad y que bien por la cantidad de terreno afectado como por la importancia de la zona donde se produjeron no se registraron en Medio Rural de la Xunta Tuvieron lugar en Castro Caldelas, Ramirás, Esgos o Xinzo, entre otros puntos de la geografía ourensana. Todos pudieron extinguirse rápidamente.