Galicia amanece congelada de frío

Calvos de Randín vuelve a registrar la temperatura mínima con -9,6ºC. Otros cuatro puntos de la comunidad bajan de los -8 ºC


Calvos de Randín, en Ourense, ha vuelto a despertarse este sábado completamente congelada. La localidad repite mérito, el de registrar la temperatura mínima de la comunidad en otra fría jornada en la que hasta cinco puntos han bajado de los menos 8 grados centígrados.

Como ya sucedió el pasado jueves, el termómetro se desplomó en el municipio hasta los -9,6 ºC registrados a las 08,50 horas de este sábado. Cerca estuvo Verín, que llegó a los -9,1º C a las 09.30 horas, según datos de Meteogalicia. Otros tres puntos de las provincias de Lugo y Ourense alcanzaron temperaturas por debajo de los menos 8 grados centígrados a primera hora de la mañana: es el caso de Xinzo de Limia, donde llegaron a los -8,6 ºC; Lanzós, en Vilalba, que registró -8,5 ºC; y Morelle, en Sarria, que amaneció con -8 ºC.

La Agencia Estatal de Meteorología ha actualizado este sábado sus avisos, ampliando la alerta amarilla -que este viernes restringía al sur de la provincia de Ourense por valores que podrían superar facilmente los cinco grados bajo cero- a gran parte de la provincia de Lugo, al este de la de Ourense y a todo el litoral de la de A Coruña. 

Mucho frío para recibir a los Reyes

xavier fonseca

En ciudades como Ourense o Lugo, los termómetros registran temperaturas inferiores a los cuatro grados

Los Reyes Magos tendrán que soportar durante el viaje desde Oriente hasta Galicia un frío muy intenso. Las condiciones que experimentarán sus majestades serán más propias de Laponia, donde habita su buen amigo Papá Noel. Una masa de aire polar recorre ahora mismo toda Europa. El anticiclón de las Azores mantiene la Península al margen de ese frío continental que está provocando valores que llegan hasta los veinte grados bajo cero. Cuando Melchor, Gaspar y Baltasar visiten Galicia se encontrarán con registros algo más suaves, pero no mucho más. El mismo sistema de altas presiones que protege a los gallegos del frío polar sigue generando un ambiente muy gélido en toda la comunidad. Las mínimas continúan descendiendo hasta los ocho grados bajo cero en la provincia de Ourense, donde la Agencia Estatal de Meteorología activó la pasada madrugada un nuevo aviso por temperaturas extremas. Sus majestades tendrán que repartir los regalos por la geografía gallega con valores de hasta diez grados negativos.

Seguir leyendo

PARA SABER MÁS

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Galicia amanece congelada de frío