Ni el río Lethes contiene a los romanos

Celebraciones históricas y gastronómicas llenaron de ambiente festivo a la provincia


Ourense

El día de ayer, 19 de agosto, no es un domingo cualquiera en el año. Se trata de una de las jornadas que más fiestas concentra y en la provincia las hubo de todo tipo. Entre las históricas, destacaron dos, una ya veterana, la Festa do Esquecemento de Xinzo de Limia, y otra más reciente pero muy participativa y vistosa, la de la Batalla de Boborás.

La primera llegó a su punto álgido ayer a primera hora de la tarde con la representación del cruce del legendario río Lethes, que en realidad es el Limia. Los romanos temen que se trate del río del olvido y creen que, al intentar cruzarlo, se quedarán para siempre sin memoria. Sin embargo, la historia es testaruda y, año tras año, logran vencer a los castrexos que esperan a los invasores en la otra orilla para defenderse de la invasión.

Los protagonistas de la representación son actores aficionados, vecinos de la localidad. En Boborás tampoco hay profesionales para representar la batalla que tuvo lugar en el año 1809 en Pazos de Arenteiro, pero su entrega suplió con creces esa falta de formación dramática. Como quedó patente ayer de nuevo, aquí los locales sí logran imponerse a los invasores, en este caso franceses.

Comida y música

La gastronomía también tuvo un papel clave en la jornada dominical en la provincia. Así -además de la Festa dos Callos Limiaos de Lobios (sobre la que informa más en profundidad la página 28 de este periódico en su sección «Al Sol»)- ayer la atención estaba centrada en Allariz. Los famosos panaderos de la localidad colocaron sus puestos durante toda la jornada en el Campo de Vilanova para celebrar la Festa da Empanada y cientos de personas pasaron para allí para degustar sus diferentes variedades y, aprovechando la visita, para disfrutar de los distintos atractivos turísticos de Allariz.

Otra de las citas más destacadas del día fue la romería que durante toda la jornada se celebró en la finca de la casa rectoral de Esgos. El plato fuerte fue la actuación de Luar na Lubre, pero al escenario se subieron hasta sesenta artistas, entre los que estaban Ses o la Coral de Ruada. La Festa Etnográfica de Pereiro de Aguiar en Loñoá o la degustación de porco celta en Cortegada son otros dos ejemplos de las muchas citas festivas que había señaladas ayer en el calendario ourensano.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Ni el río Lethes contiene a los romanos