Ingresan en la uci a una mujer atacada por avispas asiáticas en Barbadás

La familia había alertado dos días antes de la presencia del nido. La mujer evoluciona ya favorablemente

Con este vídeo la familia había pedido la retirada del nido La mujer, vecina de Barbadás de 89 años, se salvó milagrosamente al ser detectada por su sobrina inconsciente. Ésta alertó a los servicios de emergencia, cuya rápida actuación hace que su vida no corra peligro.

Una vecina del municipio ourensano de Barbadás, Consuelo Fernández, de 89 años, añadió ayer su nombre a la relación de víctimas de ataques de avispas velutinas. La víctima fue trasladada rápidamente al CHOU por los servicios sanitarios y a última hora del sábado se encontraba ingresada en cuidados intensivos. Ya por la mañana, fuentes cercanas informaron de que la evolución de la mujer era favorable y que su estado de salud no reviste peligro. 

Cuando la encontró su sobrina, sobre las cuatro de la tarde, se había caído al suelo y estaba inconsciente. Se había acercado a la casa familiar, en Mugares, para despedirse de la mujer antes de abandonar la localidad. La coincidencia resultó milagrosa para la vida de Consuelo. La alerta inmediata a los servicios de urgencias permitió un rápido traslado desde el lugar hasta el Complexo Hospitalario Universitario de Ourense, donde la octogenaria fue atendida, según la información facilitada a los familiares. A última hora de la tarde, las noticias que les llegaban del CHUO eran que se encontraba en la uci y sin apenas novedades sobre su estado.

Un galpón

El suceso se produjo dos días después de que un familiar directo de la mujer hubiese dado la alerta e informado sobre el nido. Siguió el cauce que marca la administración, consciente de un riesgo que acabó salpicando a su madre, que no cambió sus hábitos de vida pese al nada agradable aspecto. El retraso en la intervención resultó determinante. La mujer no dejó de acudir al lugar donde guarda la segadora que utilizan en la casa para mantener la finca en condiciones. Volvió ayer. Y recibió una picadura que no llegó a resultar fatal gracias a que fue detectado el episodio seguramente poco después de que se produjera, en un momento en el que la mujer ya estaba inconsciente.

Este nido de avispas no es el único que ha aparecido en la zona. De hecho, a unos dos kilómetros del lugar, en otra finca del lugar de Piñor, una familia lo destruyó por sus propios medios, en un momento en el que la preocupación por las consecuencias de las picaduras de las velutinas era menor, sin la alarma generada por episodios mortales recientes. Ayer, sin embargo, para retirarlo, los integrantes de Protección Civil adoptaron todas las medidas necesarias para evitar riesgos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
23 votos
Comentarios

Ingresan en la uci a una mujer atacada por avispas asiáticas en Barbadás