Xinzo y A Valenzá implantan la movilidad sostenible

La mayor parte del alumnado de los colegios limianos y del Filomena Dato, en Barbadás, acude a pie, en bici o en patinete


xinzo, ourense / la voz

Xinzo y A Valenzá son las villas que, actualmente, más han avanzado en la movilidad escolar sostenible y segura. El colegio público Rosalía de Castro, de Xinzo, fue uno de los pioneros en la provincia en la mejora de la seguridad vial en el acceso al centro educativo. La iniciativa Camiño Escolar, Camiño Seguro, ya comenzó en este centro en el curso académico 2016-2017. Así, durante el pasado año, decenas de pies de señalización sobre el asfalto y antes de los pasos de cebra o de cruces viarios, marcaban a los pequeños el sendero más fiable para acudir a clases sin problemas.

El resultado de la iniciativa fue óptimo. «Participaron los 420 escolares del centro. Los resultados fueron que hubo un ligero incremento de los pasos en los puntos señalados. Ese aumento no fue mayor por el simple hecho de que la mayoría de los escolares que vienen a pie o en bici a la escuela ya cruzaban por los pasos adecuados y bien señalizados», según la jefa de estudios, Manuela Vázquez Bouzas. «Se premiaba a los escolares con pegatinas, según el nivel de seguimiento que hicieran de esos caminos seguros, pero el balance fue muy positivo», reseñó. Vázquez indicó que son varios los pequeños que acuden, solos o acompañados, en bicicleta al centro educativo.

Desde el ANPA también loaron la iniciativa puesta en marcha el pasado año y remarcaron la satisfacción de los padres.

Fuentes de la Policía Local mencionaron que, además de los caminos indicados por las señales en el asfalto y en alguna señalización vertical, los agentes municipales cortan temporalmente el tránsito rodado en la salida de los dos centros públicos de enseñanza infantil y primaria para favorecer que la seguridad de los pequeños esté completamente garantizada. En el otro centro, el Carlos Casares, la situación es similar al del Rosalía de Castro y los accesos de los escolares están correctamente ordenados. En esa zona se llegó a varias el sentido de circulación en ese punto para evitar posibles percances de tráfico en las entradas y salidas de los horarios escolares.

El primer teniente de alcalde, Manuel Cabas López, manifestó que el Concello valoraba muy positivamente la propuesta que tuvo un eco importante en los dos colegios: «Colocamos esa señalización en la mayor parte de las calles de la villa». Ahora toca reforzar esa señalización que en algunos puntos empieza a estar un poco borrosos, mencionó.

En el colegio Filomena Dato, de A Valenzá, no hay transporte escolar y la mayor parte del alumnado acude caminando. María Bóveda, coordinadora del programa Proxecta, señala que cuando estuvieron con el Juego de la Serpiente, se aumentó el uso de transportes sostenibles, como bicicletas o patinetes. El juego, que hicieron durante dos semanas en abril, consistió en que cada clase tenía una pegatina grande que se iba llenando con las que recibían los niños que llegaban al colegio usando un transporte sostenible. Aún sin el juego en marcha, la rutina se ha implantado y el 60 % del alumnado del Filomena Dato llega andando, calcula Bóveda.

El Concello de Barbadás colabora con campañas de educación vial, como la del Día da Bici, y con infraestructuras, como la instalación de un bicicletero que está casi siempre ocupado en el Filomena Dato. Sinda Aguiar, de la DGT, estima que lo principal es que los padres dejen de tener miedo de mandar a los niños andando y por ello se hacen «puntos de encuentro» con vecinos que llevan a varios escolares.

Allariz y Celanova

En Allariz han promovido campañas de sensibilización sobre la movilidad peatonal segura y el CEIP Padre Feijoo fue el primero de la provincia en participar en el Juego de la Serpiente. Desde el Concello y la Policía Local se diseñaron cinco itinerarios escolares seguros para acceder a los centros educativos desde distintos puntos de la villa. Pero para culminarlo, falta realizar obras en el tramo superior de la carretera de Xunqueira, a la altura de la Praza do Couto, donde confluyen los caminos, frente a dos colegios de Primaria. El alcalde, Francisco García, señaló que los itinerarios se utilizan y que la Policía Local continúa con el programa de intervención, pero matiza que para conseguir más garantía sería necesaria la integración urbanística del barrio de O Couto con A Barreira, eliminando la imagen viaria, un proyecto que presentaron a la Diputación, titular de la vía.

En Celanova, el Concello acaba de construir una acera de acceso al colegio Curros Enríquez. El objetivo era disuadir de la acumulación de coches particulares a la puerta del centro. A pesar de la nueva infraestructura, aún no se logró cambiar la costumbre y en las horas de entrada y salida sigue habiendo un par de decenas de coches que aparcan delante del colegio. Con todo, la mayoría del alumnado va en transporte escolar. En el otro colegio, Sagrado Corazón, jugarán el próximo curso a la Serpiente.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Xinzo y A Valenzá implantan la movilidad sostenible