«Ser autónoma es duro, pero cada día me levanto feliz porque esto me llena»

Fina Ulloa
fina Ulloa OURENSE / LA VOZ

BARBADÁS

Santi M. Amil

Xelia Domínguez decidió dejar el sector turístico y creó un proyecto basado en el bienestar y la ecología

22 ene 2018 . Actualizado a las 12:52 h.

Siempre le gustó escribir. Y mal no se le debía de dar porque fue galardonada en dos certámenes de narrativa en su etapa escolar. Quizá por eso, su primera intención al plantearse su futuro profesional fue el periodismo. Sin embargo, finalmente, se inclinó por la gestión turística.

-¿Por qué decidió cambiar?

-En ese momento me desanimaron en la familia aludiendo a que no había mucho trabajo y turismo parecía que prometía un buen potencial. Creo que me animó además que siempre se me dieron bien los idiomas. Empecé de pequeña, desde que iba con mis padres de vacaciones a Portugal y conocí una niña francesa con la que trabé mucha amistad. Desde los ocho años ella pasaba un mes aquí y yo otro allí.

-¿Cuántos idiomas habla?

-Domino el inglés y el francés, en italiano estoy más floja porque solo hice el básico de la Escuela de Idiomas. Ahora también estoy intentado perfeccionar el alemán, que es el idioma materno de mi pareja, al que conocí cuando trabajé en Santiago.