Los vecinos de la capital aplauden el proyecto de tirolina sobre el río Miño

Solo un 15,4 % de los encuestados ve mal o muy mal la iniciativa del gobierno local


ourense / la voz

El gobierno municipal de la capital ourensana anunció recientemente su intención de crear un parque de ocio en las riberas del Miño. El proyecto estrella es la instalación de unas tirolinas que crucen el río desde el centro comercial de Pontevella. Esta iniciativa ha sido bien acogida por los vecinos de la capital ourensana. Casi tres de cada cuatro la apoyan explícitamente.

Esa es la conclusión que se obtiene del análisis de los resultados del barómetro elaborado por Sondaxe para la edición ourensana de La Voz de Galicia. Cabe destacar, de entrada, que las respuestas son muy diferentes en función del lugar concreto de residencia de los consultados, de modo que el respaldo al proyecto se dispara entre los vecinos de la capital.

A nivel provincial también son mayoría los que apoyan la iniciativa, aunque no tanto. Así, en toda la provincia los que ven bien o muy bien la instalación de tirolinas para cruzar el río Miño suman un 51,1 %. Un 15,8 % opinan todo lo contrario y a otro 31,1 % les parece indiferente o no saben de que se trata.

Si se analizan exclusivamente las respuestas de los residentes en la ciudad, el desconocimiento del proyecto es mínimo. Solo un 16,1 % de los consultados dice no saber qué son las tirolinas o afirma que no tiene una opinión al respecto. Además, el apoyo a la iniciativa del gobierno municipal se amplifica notablemente entre los vecinos de la capital. Un 27,3 % lo ve muy bien y otro 41,1 %, muy bien. El rechazo a las tirolinas es muy minoritario en la ciudad. A un 13,6 % de los ourensanos les parece mal y a solo un 1,8 %, muy mal.

El interés por este proyecto se concentra en el municipio de Ourense. Cabe destacar, por ejemplo, que a uno de cada tres consultados que viven en concellos de 5.000 a 20.000 habitantes les parece indiferente o ni siquiera saben de qué se trata. Ese porcentaje se eleva al 43,9 % en el caso de los vecinos de los ayuntamientos más pequeños, los que tienen menos de 5.000 habitantes. Las tirolinas atraen especialmente a los vecinos de las grandes villas, las que superan la barrera de los 10.000 vecinos, es decir, O Barco de Valdeorras, O Carballiño, Verín, Barbadás y Xinzo de Limia. En esas localidades el 47,9 % de los consultados ve el proyecto bien y otro 8,3 %, muy bien.

Para que efectivamente puedan cruzar el río Miño en tirolina queda, sin embargo, un largo trecho, si es que el proyecto llega a ejecutarse. El gobierno local trasladará la iniciativa a la comunidad de propietarios del centro comercial Ponte Vella y, en el caso de que estos acepten la propuesta, el Concello y la Confederación Hidrográfica Miño-Sil tendrían que hacer los estudios correspondientes para después convocar un concurso para la construcción, instalación y explotación de esta actividad de ocio.

La idea gusta especialmente a los votantes del PP y es rechazada por los de la marea

Si el barómetro de Sondaxe para la edición ourensana de La Voz de Galicia se pone en relación con las afinidades ideológicas de los encuestados, resulta que las respuestas son muy diferentes. Tomando como referencia las elecciones municipales del año 2015, cabe destacar que los votantes del PP son los que más favorables se muestran al proyecto del gobierno popular de la capital ourensana. Un 49,5 % ven bien la idea de instalar tirolinas para cruzar el río Miño, un porcentaje que cae al 41 % en el caso del PSOE. La segunda fuerza política en representación en la ciudad, Democracia Ourensana, tiene a sus electores divididos: un 32,5 % apoyan el proyecto y otro 32,5 % lo rechaza, mientras que al 35 % restante le resulta indiferente. Por otro lado, la iniciativa tiene una respuesta unánime por parte de los votantes de Ourense en Común. El 100 % de sus electores dicen que les parece mal la propuesta formulada por el gobierno municipal.

Los jóvenes son los más favorables y los mayores no saben de qué se trata

Apoyar o no el proyecto del gobierno municipal para instalar tirolinas que crucen el río Miño es una cuestión de edad. Esa es una de las principales conclusiones del barómetro elaborado por Sondaxe para la edición ourensana de La Voz de Galicia. Los más jóvenes son también los más favorables a esta iniciativa. Un 85 % de los consultados que tienen de 18 a 29 años dice que le parece bien o muy bien, aunque también destaca el interés de las personas que tienen entre 30 y 44 años (un 71,4 % apoya abiertamente el proyecto). El respaldo a las tirolinas cae en los siguientes tramos de edad a la par que crece la indiferencia. Respecto a los mayores de 65, llama la atención el hecho de que un 48,1 % dice que no le parece ni bien ni mal o que no sabe de qué se trata.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Los vecinos de la capital aplauden el proyecto de tirolina sobre el río Miño