Cierran la residencia integrada de Molgas tras las dos últimas altas

Un total de 66 pacientes han sido tratados en las instalaciones de Os Milagros

Los primeros usuarios de la residencia de Baños de Molgas fueron mayores de la San Carlos de Celanova
Los primeros usuarios de la residencia de Baños de Molgas fueron mayores de la San Carlos de Celanova

Ourense

La incidencia del virus en varias residencias de mayores de la provincia, con muchos usuarios contagios y un personal mermado por las bajas, llevó a la Xunta a poner en marcha la residencia integrada de Os Milagros en Baños de Molgas. Un grupo de residentes en San Carlos, en Celanova, fueron los primeros usuarios. Era el 24 de marzo. Desde entonces, por Molgas (que en un primer momento gestionó la Consellería de Política Social y después fue traspasada al Sergas) han pasado 66 pacientes, «cun estado de saúde que, si ben non requiría dun ingreso hospitalario, si dun seguimento continuado, que derivado da súa condición contaxiosa, obrigaba a unhas medidas profilácticas e de prevención moi elevadas, o que sumado á concorrencia de factores de risco por idade avanzada e pluripatoloxía, dificultaba a súa permanencia no seu domicilio habitual», explican desde el área sanitaria.

Ayer recibieron el alta los dos últimos pacientes que quedaban, que regresaron a sus residencias. Y se cerró la residencia de Molgas, que había sido cedida por la Fundación San Rosendo.

Todavía sigue operativa la unidad residencial medicalizada creada en el antiguo hospital de Piñor (Barbadás), con varios mayores ingresados.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Cierran la residencia integrada de Molgas tras las dos últimas altas