La provincia lidera en Galicia la puesta en marcha de casas nido

Seis de las diecisiete concedidas en territorio ourensano ya están funcionando


Ouense / la voz

La provincia de Ourense ya tiene en funcionamiento seis de las diecisiete casas nido adjudicadas en la primera convocatoria de la Xunta para la puesta en marcha de este servicio orientado a la atención de niños de entre tres meses y tres años que residan en municipios de menos de 5.000 habitantes. La última en incorporarse al servicio fue ayer A Brincadeira, en la localidad de Laias.

Con esta apertura, el municipio de Cenlle se une a los de Baños de Molgas, Carballeda de Avia, Maside, Manzaneda y Leiro, que han sido los primeros en Galicia -junto con el de Frades, en A Coruña, y Castroverde, en Lugo- en estrenar este tipo de instalación orientada a facilitar la conciliación laboral y familiar en el entorno rural. «A conciliación sempre é un reto, pero sempre máis difícil de acadar no rural porque hai que saír a traballar igual pero no rural non hai nenos e nenas suficientes para facer unha escola infantil», reconocía ayer el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo durante la inauguración en Laias, a la que también acudió el titular de la consellería de Política Social, José Manuel Rey Varela, de quien depende este nuevo servicio.

Un servicio que oferta cinco plazas por cada instalación que deben ser ocupadas preferentemente por vecinos empadronados en el mismo municipio -aunque si hay vacantes pueden incorporar a otros de localidades cercanas en las que no existan instalaciones similares-, y que no tiene coste alguno para los padres. Al menos hasta 2019. Esa es la fecha que alcanza el compromiso de gratuidad adquirido inicialmente por el gobierno autonómico para probar un modelo que funciona con éxito desde hace años en otros países europeos como Alemania, Suiza, Francia o Inglaterra, y que en España tuvo como pioneros a los navarros.

La atención en este tipo de instalaciones se ajusta a un modelo distinto al de las escuelas infantiles. Se persigue que el niño tenga un cuidado y un trato similar al que recibirían en su domicilio y el horario también es flexible ya que, aunque se estipulan ocho horas de servicio por jornada de lunes a viernes, se fijan adaptándose a las necesidades de los usuarios.

Once pendientes

La Xunta prevé, según confirmaba ayer Alberto Núñez Feijoo, completar la apertura de las 30 casas nido adjudicadas en su primera convocatoria, entre este mes de diciembre y las primeras semanas de enero del 2017.

Por lo que respecta a las que pertenecen a la provincia ourensana, quedarían por ponerse en marcha las ubicadas en los municipios de Amoeiro, Calvos de Randín, Castrelo de Miño, Cortegada, Entrimo, A Gudiña, Lobios, Monterrei, Piñor, Porqueira y A Veiga.

El presidente de la Xunta avanzaba también que se abrirá en este próximo año una segunda línea de ayudas, que ya ha sido incluida en los presupuestos, para duplicar la oferta con treinta casas más. «O obxectivo e que no 2020 todos os concellos galegos teñan unha casa niño ou unha escola infantil», señaló.

En el caso de este nuevo modelo, orientado a municipios pequeños, Ourense podría resultar beneficiada en ese segundo reparto ya que de los 105 municipios gallegos que estarían en un censo poblacional menor de 5.000 habitantes -requisito imprescindible para disponer de este tipo de instalaciones-, 51 están en territorio ourensano.

«O rural necesita esto para que teñamos fillos e nos quedemos a vivir aquí»

«Estou superorgullosa deste proyecto». Así resumía Beatriz Fernández, la responsable de la Casa Niño A Brincadeira de Laias, su sentimiento tras la inauguración oficial de la instalación, aunque ya lleva funcionando desde el pasado día 1. «A verdade é que o rural necesita desto; esto é fundamental para que as familias, a xente moza teñamos fillos e para que nos quedemos a vivir no pobo e que loitemos por el» resumió esta joven, que es profesora de Educación Infantil, en un improvisado discurso ante las autoridades y los vecinos que acudieron a la cita. Una opinión que también expresaban de forma unánime los padres de los pequeños que han ocupado las cinco plazas disponibles y que ayer hicieron un hueco en sus otras obligaciones para acompañarles y tranquilizarlos ante la llegada de la comitiva oficial y la prensa.

Su intervención fue aprovechada también por el presidente de la Xunta para felicitar a todas las emprendedoras -en Ourense el total de quienes hicieron el curso de formación con titulación específica para cuidadores de casas nido eran mujeres- que dieron el paso de poner en marcha su proyecto laboral en el rural. «As ideas atópanse nos propios galegos. Este é un proxecto que se basea en escoitar as iniciativas dos galegos, neste caso con formas distintas de coidar os nenos. O rural tamén ten dereito a que se lle escoite, moitas veces máis dereitos que o outras zonas máis desenvolvidas. Hai que darlle oportunidade e confiar naquelas mulleres e homes que están dispostos a coidar ós nenos da súa aldea», señaló Núñez Feijoo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La provincia lidera en Galicia la puesta en marcha de casas nido