«La presión en el vestuario de la UD Ourense se ve más desde fuera»

Hugo García defiende que volver a contar con toda la plantilla es un impulso importante a estas alturas del curso


Desde el inicio de la temporada, Hugo García Lagoas (Ourense, 1989) es una de las piedras angulares del esquema ofensivo diseñado por Fernando Currás en la Unión Deportiva Ourense. Y es que la experiencia del ariete, emigrado muy joven hacia las canteras del Real Madrid, Valladolid o Dépor, es un valor añadido en un equipo que partió con el cartel de enemigo a batir desde los albores de la temporada.

«La presión en nuestro vestuario se ve más desde fuera que desde dentro, el equipo está bien. Estuvimos en una situación más complicada hace un mes y llegamos a la recta final con todas las opciones de conseguir nuestro objetivo», remarca el atacante a la hora de evaluar el desenlace del torneo.

Sí considera el futbolista que el empate en O Grove fue un pequeño tropiezo, que de todos modos no aleja a los ourensanistas del mejor camino para llegar hacia la Tercera División: «Pese al tropiezo en el partido aplazado, todos estamos con mucha confianza. No puso ser que llegáramos esta vez a la segunda posición, pero ahora todos estamos disponibles para el entrenador y eso es lo mejor que puede suceder a estas alturas, porque hace poco éramos muchos los que faltábamos. Los chavales del juvenil nos ayudan cada vez que suben a entrenar con nosotros, pero lo ideal es que toda la plantilla trabaje con continuidad».

En cuanto a los ocho compromisos restantes, Hugo se abona a la doctrina del partido a partido, aunque también reconoce que la cita del próximo sábado tiene su enjundia añadida: «Lo que nos queda por delante es lo bonito, a donde queríamos llegar todos. Nos queda mucho y muy complicado, pero nosotros debemos ser positivo, centrarnos en lo nuestro y olvidarnos de todo lo demás. Aún así, el partido contra el Bande marca la temporada por sí solo, aunque aún no será definitivo».

En especial, para los seguidores locales y para buena parte de los aficionados de la provincia, el derbi de O Couto tiene un atractivo indudable y quizás ambos conjuntos son la cara y la cruz de la moneda en cuanto a complicaciones que parecen haberse concentrado ahora en el plantel que dirige Iván González, que a pese a las adversidades suele crecerse en los momentos culminantes, siempre sobrado de argumentos competitivos.

Volviendo a García, el jugador también se muestra optimista en el plano estrictamente personal: «Me perdí algunos partidos por una pequeña rotura fibrilar en la zona de los isquios, pero llego en buena forma y espero poder apretar en estos dos meses para ayudar al equipo y conseguir el ascenso».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«La presión en el vestuario de la UD Ourense se ve más desde fuera»