Piden que se juzgue a un párroco de Avión por abusar de un menor al que preparaba para la comunión

La víctima, que tenía 10 años cuando ocurrieron los hechos, lo acusa de tocarle en sus partes íntimas y de recibirlo en su casa en ropa interior


La Voz / Ourense

En el verano del 2006 un sacerdote con destino en varias parroquias del municipio ourensano de Avión tuvo entre sus ocupaciones la de formar a un niño de 10 años que se disponía a hacer la Primera Comunión. Una tarea habitual para los párrocos de cualquier destino que, en el caso de este menor se hizo «de modo individual, a título particular y por tanto fuera del grupo que cada año se prepara». Tanto fue así que el niño, en lugar de ir a la iglesia como los otros de su edad, acudía a la casa del sacerdote para recibir los cursos.

Y sobre lo que pasó en esos encuentros ha puesto la lupa la Justicia, que recientemente ha señalado el camino al banquillo de los acusados para aquel sacerdote por considerar que pudo haber incurrido en un delito de abuso sexual con aquel niño que, tras años de silencio, se atrevió a contar a su familia lo que le pasó.

Así, el juzgado de Ribadavia dictaba recientemente auto de apertura oral contra el religioso, de 47 años e investigado desde el 2017 por abusos sexuales, por considerar que de las pruebas efectuadas resulta «indiciariamente probado» que los «hechos denunciados pudieran ser constitutivos de un presunto delito». En el auto, que ha sido recurrido por el sacerdote, recoge que el religioso habría aprovechado las ocasiones en las que recibía a la víctima en su casa para someterlo a «tocamientos en el muslo, diciéndole que tenía una pierna bonita o, de forma también lasciva, en los hombros, bajando por la espalda del menor». En alguna ocasión el párroco, que continúa en activo, recibía al chico en ropa interior, justificándose en que hacía calor, llegando incluso, a «acariciarlo primero en la pierna y luego en los genitales».

Detalla el auto que en una ocasión el niño fue llevado por el párroco a una iglesia, con el pretexto de que le iba a explicar el sacramento de la confesión. El chico se negó a entrar con él en el confesionario, según relató, por lo que el párroco terminó confesándolo en un banco y «preguntándole insistentemente si se masturbaba, con qué frecuencia y si tenía pensamientos impuros con mujeres».

Por todo ello el juzgado solicita que sigan las diligencias y emplaza al ministerio fiscal a presentar su escrito de acusación. Antes de eso la Audiencia deberá contestar al recurso presentado por la defensa del sacerdote, que alude a la inexistencia de «elementos objetivos» de acusación.

El tercer caso que se destapa en menos de un año

El caso es el tercero que se destapa este año en la diócesis de Ourense relacionado con delitos sexuales hacia menores. Hace tan solo una semana se apartaba del ejercicio a un cura de Allariz al trascender que había sido denunciado por su sobrina, que asegura que la sometió a diversos tocamientos cuando era una niña. También apartó el obispo Leonardo Lemos de su puesto a otro sacerdote en marzo, tras conocerse la existencia de 700 wasaps enviados por él a un menor, que pudieran ser constitutivos de acoso. En el caso de Avión por ahora no se han tomado medidas, a pesar de que se denunció en el año 2017.

El cura de Seixalbo envió 700 mensajes de contenido sexual al menor

Edith Filgueira

La Policía descarta que alguien pudiera hacerse pasar por el sacerdote para acosar al joven al comprobarse que el número de WhatsApp desde el que lo hizo era suyo

Fuentes oficiales confirman que el cura de Seixalbo -todavía ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos del CHUO- envió cerca de 700 mensajes de contenido sexual, en su gran mayoría, al menor al que supuestamente acosó durante tres semanas. Descartan por completo, además, que se pueda tratar de una suplantación de identidad al haber corroborado que el número de teléfono desde el que instigó al joven con preguntas íntimas es propiedad de Manuel V. D.

El estado del otrora cura de la parroquia de San Breixo durante diez años y capellán del CHUO, ralentiza el proceso de investigación puesto que el juez de instrucción no podrá tomarle declaración hasta que esté en condiciones óptimas. Según la versión oficial, el sacerdote ingresó en la UCI el sábado tras sufrir un ictus y no por ingerir sustancias dañinas para la salud.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Tags
Comentarios

Piden que se juzgue a un párroco de Avión por abusar de un menor al que preparaba para la comunión