Los palistas del Fluvial de O Barco volvieron a ser profetas en el río Sil y en su descenso internacional, en el cual Jesús Rodríguez León se impuso en el K-1 sénior, por delante de Alberto Pigueiras (Viveiro) y de su compañero de club, José Antonio Girón, otro que rayó a gran altura con su tercera plaza. Los 26.51 minutos de Jesús fueron un registro de altísimo nivel, aún teniendo en cuenta que el representante de A Mariña se quedó a solo 25 segundos y Girón a 51.

El triunfo absoluto fue, en todo caso, para la embarcación del K-2 de Los Rápidos. El club de Arriondas presentó a una dupla muy competitiva, con el leonés José Julián Becerro y con el avilesino Miguel Fernández, que pararon el crono en 24.15. A 59 segundos se quedó el dúo local, integrado por Bernardo Sánchez y Sergio Ruiz, que demostraron el gran nivel que han exhibido en el calendario autonómico. De hecho, dejaron a 25 segundos a los terceros de la convocatoria, Santiago Cruz y Antonio Rey, a bordo de la piragua del Náutico Firrete.

Damián González (Verducido) fue el vencedor en las canoas dentro de la categoría absoluta, por delante de dos palistas de As Torres de Catoira, Roi Baulde y Roi Carballeda.

También brillaron otros resultados con protagonismo ourensano, como en el caso de los veteranos K-2, categoría en la que los locales Roberto Núñez y Miguel González terminaron segundos. Terceras fueron las cadetes del K-2 de Avión Catamarán Ribeira Sacra, Yasmina Mehovic y Ángel Bruquet.

Sin competencia en las categorías de veteranas femeninas, destacó también la presencia de Carmen Díez (Fluvial Allariz) en el K-1 y las dos parejas del K-2 veteranas, Mónica Piñeiro y Kissi Torres, así como Isabel y Berta Rodríguez Perdiz, del Avión.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Jesús Rodríguez León volvió a reinar en el Descenso del Sil