ourense / la voz

Han pasado dos años desde la última vez que María de los Ángeles Aldir celebró su cumpleaños en la mansión familiar de Avión. Un acontecimiento que revoluciona el pueblo ourensano en el que nacieron los padres de su esposo, el empresario Olegario Vázquez Raña, y desde el que emigraron cruzando el mar en busca de fortuna. Lo lograron. O mejor dicho, lo hicieron sus hijos, a los que la necesidad llevó a trabajar desde muy jóvenes -en el caso de Olegario, empezó con once años-, vendiendo muebles usados y colchones hasta levantar, poco a poco, un imperio con ramificaciones en múltiples sectores. Los lazos forjados por los Vázquez Raña han convertido a esta familia en una de las mejor relacionadas en el mundo empresarial y financiero. Y esa es la razón de que el cumpleaños de doña Gela -como le llaman en el pueblo-, no sea como el de la mayoría de los mortales. Sirve, como el de cualquiera, de excusa para reunir a familia y amigos; pero entre estos últimos hay nombres que forman parte de las listas de los más adinerados e influyentes, como Carlos Slim. El propietario de la sexta fortuna del mundo no viene solo para el cumpleaños. Pasa varios días compartiendo partidas de dominó y paseos por Avión con su anfitrión, aprovechando para disfrutar de la cocina gallega de la que, dice, le gusta todo, desde el vino al pan.

Slim no es el único empresario americano invitado al cumpleaños de la señora de la casa. Ayer pudo verse a otros muchos, aunque quizá no tan conocidos para el gran público. Estuvieron Gerardo Gabián y Fernando Boullosa, ambos con raíces ourensanas y afincados en Venezuela y México, respectivamente; y Florencio Gulías, presidente del Centro Gallego de México DF.

Otros eran rostros más reconocibles, como Miguel Alemán Velasco, político, abogado y empresario, hijo del expresidente de México. Miguel Alemán Valdés; o Manuel Gómez Franqueira, el presidente del Grupo Coren. También acudieron Serafín Hermida Álvarez, consejero delegado del Gran Hotel Los Abetos; y Alejandro Blanco, el presidente del Comité Olímpico Español -Olegario Vázquez Raña es miembro del COI representando al México-.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, es otro de los habituales. «É a terceira ou cuarta vez que veño», recordaba ayer tras señalar que suelen ser fiestas «agradables porque hai xente interesante; xente coa que se pode falar e da que se pode aprender». El presidente del ejecutivo gallego tuvo oportunidad de presumir de riqueza gastronómica. La mayor parte del menú tuvo acento gallego. No faltó el marisco ni el pulpo, aunque tampoco los asados. Y para completar, los gaiteiros de Beariz se encargaron de amenizar la primera parte de la fiesta antes de dar el testigo a los mariachis.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Doña Gela siempre cumple en Galicia