Sin rastro de dos ancianas que faltan en Avión y en Parada de Sil


No solo la desaparición de Socorro Pérez es un misterio, todavía sin conocer si hay detrás algún hecho delictivo, por resolver. Otras dos desapariciones, en este caso de mujeres de avanzada edad, siguen sin estar aclaradas en la provincia de Ourense. El más antiguo es el de Matilde González Cid, de 78 años, de la que no se volvió a saber nada desde el 30 de noviembre del 2012, cuando en un descuido salió de la residencia de ancianos en la que vivía en el municipio de Parada de Sil.

Tampoco se supo nada más del paradero de Gumersinda Raña, de 87 años, vecina de Barroso (Avión), a la que se comenzó a buscar el 23 de febrero del año pasado, solo una hora después de que se informara de su desaparición. Pese a las diferentes batidas, más intensas en los primeros días y puntuales a lo largo del tiempo, no ha habido noticias de ambas ancianas. Ni un rastro de sus prendas que indicase por donde pasaron.

A pesar de que quienes las buscaron, miembros de los GES, voluntarios de Protección Civil, apoyados por la Guardia Civil y vecinos, han preguntado a cazadores y algunas zonas de monte han sido sometidas a desbroce, no se ha encontrado en este tiempo ningún resto de estas mujeres.

Recientemente, el 29 de marzo, se localizaron en Pereiro de Aguiar unos huesos humanos que resultaron ser de un hombre, Antonio Pumar, que había desaparecido de un geriátrico en el año 2011.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Sin rastro de dos ancianas que faltan en Avión y en Parada de Sil