Una familia de artistas en Ourense

María Doallo Freire
María Doallo OURENSE

AMOEIRO

Nico, Isabell, Maia y Hannah
Nico, Isabell, Maia y Hannah MIGUEL VILLAR

Hannah y Nico, hijos de la acuarelista Isabell Seidel, siguen su paso y arrasan en un certamen de pintura en Culleredo

07 may 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

En casa de la artista Isabell Seidel las brochas y los lienzos se comparten. Los tres hijos de esta pintora alemana asentada en Amoeiro disfrutan con el arte tal y como ven hacer a su madre cada día. La más pequeña, Maia, tan solo juega con los lápices y las témperas. Sin embargo Hannah, de seis años, y Nico, de siete, ya apuntan maneras. Lo demostraron hace unos días en el concurso Memorial Tino Poza que organiza el Concello de Culleredo, en A Coruña. Se trata de uno de esos certámenes en el que los participantes tienen que pintar en directo inspirados por el entorno, la naturaleza y la arquitectura del lugar. Isabell, como ya viene siendo habitual, se alzó ganadora de la categoría profesional. «Nos quedamos a pintar en el jardín botánico y ahí encontré la inspiración. Me llamó muchísimo la atención un enorme sauce llorón que había en el centro, parecía una habitación con vistas. También era la primera vez que veía alcachofas y me fascinó su color y la forma de sus hojas», dice. Hannah, que participaba de forma oficial en un concurso por primera vez, ganó en la categoría infantil y su hermano Nico, que ya ha concursado en cuatro ocasiones, quedó de segundo. «En cuanto nos enteramos nos alegramos muchísimo porque es muy especial ganar en familia», dice Nico. Él pintó el mar y todas las casitas de colores que hay enfrente. Su hermana dibujó un puñado de colmenas, también de distintos colores, un gran árbol y un cielo azul difuminado. «Es la primera vez que soy capaz de pasar del azul oscuro al clarito», admite. El resultado enamoró al jurado. Pero es que para estos pequeños la pintura es su forma favorita de expresarse, de crear, de inventar y de sentirse libres. Lo mismo que ven hacer a su madre a diario. A Nico le encantan las acuarelas y Hannah se vuele loca con la técnica mixta, en la que combina diferentes texturas y materiales. «Intentamos crear un ambiente propicio para que los niños experimenten y descubran, algo que yo conozco desde mi infancia. Pintar juntos es muy bonito», termina Isabell.

Isabell Seidel recibió el primer premio del concurso