Piden la relación de firmas de Maside y Amoeiro que facturan a la administración carballiñesa

El BNG reclama los datos referidos a las adjudicaciones y compras realizadas por el Concello


ourense / la voz

Los concejales del BNG en la corporación de O Carballiño han presentado una iniciativa en el registro municipal solicitando la relación de empresas que han realizado trabajos para el Concello carballiñés o que han vendido materiales a la administración local. También piden los ediles que se especifique, a mayores, las adjudicaciones que se hicieron a empresas de los municipios de Maside y Amoeiro en los diferentes procesos.

En la iniciativa promovida por los nacionalistas Chema Ferreiro y Sofía García se incide en el hecho de que cualquier administración cuenta con una fórmula para incentivar el comercio y la economía local que pasa por «mercar productos que poideran precisar as distintas áreas municipais, así como promover que sexan as empresas locais as que executen obras ou servizos que xurdan dende o consistorio». En el caso del Concello do Carballiño, llama la atención del BNG la «invitación» que se hace a las empresas de fuera del municipio, e incluso de la provincia. En esta línea se hace referencia desde las filas nacionalistas a una empresa de electricidad de Pontevedra y se destaca «a fortuna e o ‘éxito’ dalgunhas ubicadas en Maside ou Amoeiro».

Invitaciones y adjudicaciones

Se pide la relación de todas las compras, suministros, ejecución de obras, mantenimiento y servicios externos que realizó el Concello do Carballiño a empresas de fuera del municipio. También las correspondientes invitaciones a firmas foráneas para participar en los procesos y la «enumeración de todas as adxudicacións que polos distintos procesos foron a empresas de Maside e Amoeiro».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Piden la relación de firmas de Maside y Amoeiro que facturan a la administración carballiñesa