«Estamos mejor que hace diez años»

El Círculo de Empresarios de Galicia homenajea en Vigo al economista ourensano Emilio Pérez Nieto, que pilotó un grupo familiar durante cincuenta años hasta tener 1.200 empleados


vigo / la voz

Afable y dispuesto en la conversación, al empresario Emilio Pérez Nieto, presidente de honor del grupo de distribución de vehículos Pérez Rumbao, no se le escapa un detalle, aunque ya no está en la primera línea del negocio familiar. Lo pilotó durante cincuenta años y ahora lo llevan más directamente su hermano y sus hijos. El Círculo de Empresarios de Galicia le impondrá mañana en Vigo su medalla de oro. Él asegura que ese homenaje «es un orgullo», porque se trata de un conjunto de amigos y de empresarios los que le brinda este acto y esta distinción.

-¿Cuántos concesionarios tiene actualmente?

-Tenemos 28 puntos de atención al cliente con 15 marcas.

-¿Y tienen previsto abrir alguno más?

-En la dinámica que llevamos ahora no estamos estudiando ninguna operación nueva, aunque si surge alguna oportunidad...

-¿Y salir fuera de Galicia?

-No, la distribución de coches es muy territorial, es un modelo de empresa próximo al cliente.

-¿Cuántos empleados tienen?

-En el grupo tenemos unos 1.200 empleos directos, entre vendedores, técnicos, administrativos, recambistas, soldadores, chapistas...

-¿Qué opina sobre la llegada del coche eléctrico?

-Es el futuro, pero no hay que entenderlo como algunos lo han pintado. El coche eléctrico está inventado desde hace años pero hay que resolver toda la logística de lo que supone su extensión. Tiene que haber un proceso de adaptación, todo un nuevo sistema de reciclaje de baterías, de recargas... Por ahora tenemos una serie de limitaciones.

-Por lo visto las baterías de recarga rápida son caras. Cuestan alrededor de 8.000 euros.

-Es un elemento no caro, sino carísimo, y cuanto más se usa ocurre igual que con el móvil: el número de ciclos y recuperaciones pueden hacer que las baterías se vayan colmatando.

-Pero no existen fábricas cerca.

-Las grandes fábricas de baterías son chinas y eso puede generar un cuello de botella.

-Hay interés por parte del sector del automóvil y del Centro Tecnológico de la Automoción de Galicia para que se monte una factoría en el eje atlántico, entre Galicia y Portugal.

-Ya hubo una experiencia con Mitsubishi, para montarla en Salvaterra de Miño, pero se produjo la crisis y desistieron del proyecto. Una empresa de este tipo no es una industria limpia, es una industria pesada con una gran complejidad y de manipulación difícil. Yo soy optimista, apuesto por las energías limpias, pero hay que sentarse y estudiar las cosas con detalle y en profundidad.

-¿El escándalo del diésel de Volkswagen ha afectado a la marca?

-Sin duda, pero se ha resuelto. En su día la industria americana optó por la gasolina y Europa, por el diésel. Hoy todos los fabricantes de automóviles han tomado buen nota de lo ocurrido y se ha hecho una nueva normativa sobre las homologaciones que entró en vigor el pasado 1 de septiembre.

-Usted fue presidente de la Confederación de Empresarios de Ourense y de Galicia. ¿Existe una buena interlocución de los empresarios con la clase política?

-Los empresarios necesitamos que haya una buena interlocución con los políticos. Nunca será suficiente porque los empresarios tenemos mucho que decir y necesitamos que se nos tenga en cuenta.

-¿Ve la situación mejor que hace diez años o peor?

-Económicamente el mudo siempre está mejor al día siguiente, aunque no sin sustos. Llevamos años de recuperación y existen amenazas interiores y exteriores.

-Con lo que se está diciendo sobre las limitaciones a la entrada de grandes ciudades, ¿se está generando miedo al diésel?

-Hay que lanzar un mensaje de tranquilidad. Existen avances tecnológicos que hacen que los tubos de escape solo suelten agua y una pequeña cantidad e partículas. Lo que hay que hacer es sustituir los viejos vehículos diésel por otros nuevos y para eso se necesitan planes PIVE y exenciones fiscales.

-¿Cuántos coches prevén vender este año?

-Todavía faltan dos meses para que acabe el año, pero entre vehículos nuevos, de ocasión y ejecutivos y kilómetros cero, unos trece mil.

-¿Es un cifra similar a la del año pasado?

-Es ligeramente superior. En agosto se ralentizó la venta de coches porque mucha gente estaba pendiente de que pudiese haber un cambio de normativa.

-¿Qué facturación van alcanzar a final de año? Estaban en torno a los 380 millones.

-Esperamos alcanzar los 410 millones de euros.

-¿Sigue trabajando con 76 años?

-Estoy medio retirado, pero no me quiero jubilar. Me satisface mucho el trabajo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Estamos mejor que hace diez años»