«Sin los turistas, esto pierde todo su sentido»

La recuperación de la movilidad llevó a los ourensanos a Allariz o al centro comercial Ponte Vella


ourense / la voz

La recuperación de la libre movilidad entre los concellos con restricciones de nivel medio cambió la cara este fin de semana a núcleos como Allariz, donde el feirón, pese a coincidir el mismo día con los de Xinzo y O Carballiño, espoleó a vecinos de los alrededores y también a algunos turistas a dejarse caer por la zona.

Elvira Quintas, que regresó del País Vasco hace 25 años, se afanaba en colocar las mesas de las terrazas en O Pepiño, ya con todas sus reservas completas para comer en el exterior este sábado. El menú, desde que comenzó la pandemia, se consulta en el móvil a través de un código QR. Por allí aparecieron a los pocos minutos Lidia y su pareja, que se desplazaron desde Ourense para conocer la localidad alaricana. «Yo ya había estado aquí, pero él no. Y hay buen ambiente», concluía antes de pedirse un vermú.

Marcos Atrio, que regenta una librería, abundaba en esa especie de imán que tiene Allariz para los viajeros. «Aquí se vive al 100 % del turismo. Si no lo hay, esto pierde todo su sentido», explicaba. El buen tiempo acompañó ayer la progresiva desescalada en el municipio, al que regresaron muchos de los vendedores ambulantes. Del Mercado de la Biosfera salían vecinos como Germán y Lorena, con el carro de la compra hasta los topes. El mercado nunca dejó de estar activo, pero quien más y quien menos confirmaba que ayer se veía más movimiento y visitas desde otros concellos. La concelleira de Promoción Económica, Turismo e Comercio, María López, fue una de las que acudió al mercado y percibía «algo máis de alegría entre a xente» e indicaba que, al haber aperturas comerciales en otros concellos, «aquí tampouco se chegaron a dar aglomeracións, e iso tamén é importante».

En la capital, el centro comercial Ponte Vella volvió a recuperar el tono de los fines de semana tras prácticamente un mes sin ver sus terrazas y comercios operativos en sábado. Ourense se fue desperezando a medida que se despejaba la niebla matinal, y fue el sol lo que empujó, poco a poco, a que las mesas exteriores de los bares se fuesen llenando.

Las tiendas del centro comercial reabrieron el sábado
Las tiendas del centro comercial reabrieron el sábado

María Teresa Alberte, dueña de una tienda de chucherías, regresó a la actividad hace apenas una semana, y a cuentagotas, yendo paso a paso para calibrar si el retorno sería rentable. Con las tiendas de ropa ya abiertas, la cosa sí cambió.

Este sábado había devoluciones de antiguas compras, nuevas adquisiciones ya con vistas a la primavera y también regresaron clientes desde otros puntos de la provincia e incluso Lugo. «Los vecinos de la ciudad suelen tirar mucho más hacia la zona de la calle del Paseo. Al centro comercial viene mucha gente de O Carballiño y Monforte, por ejemplo», decía Jennifer Vázquez, dependienta en una de las tiendas ya abiertas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Sin los turistas, esto pierde todo su sentido»