Un nacimiento que ocupa la mitad de un salón en Vilaza

Pedro Marquina lleva siete años instalando un belén muy completo que elabora con porespán


Desde hace siete años, Pedro Marquina López instala un belén de grandes dimensiones en el salón de su casa, en Vilaza (Monterrei). Con unas dimensiones de 3x3 metros, su colocación lleva bastante tiempo al autor; comienza con los preparativos en octubre para tenerlo preparado sobre el 6 de diciembre. Él mismo ha realizado las construcciones, utilizando porespán como material para las casitas y para los laterales. Las figuras, explica Marquina, las adquirió en distintos establecimientos y cada año las cambia de lugar. «Cada vez me cuesta más montarlo», admite. El material debe ser retirado, explica, a un punto limpio. Además del de su casa, que recibe las visitas de amigos y también solían acudir alumnos del colegio, dice Marquina, este vecino de Vilaza se está ocupando de retomar el belén de la iglesia del pueblo, que se había perdido prácticamente, según cuenta. Ya hizo siete casitas y a lo largo del año se pondrá con más.

En Allariz

En la villa de Arnoia se puede contemplar, frente a la iglesia de Santo Estevo, otro concepto de belén. Hecho con materiales reciclados, está hecho con casitas de cartón que representan edificios de Allariz. Contiene mensajes de tolerancia cero con la violencia de género y con la corrupción.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Un nacimiento que ocupa la mitad de un salón en Vilaza