El juez censura la imprudencia de una mujer embestida por un boi en Allariz

pepe seoane OURENSE / LA VOZ

ALLARIZ

MIGUEL VILLAR

Reduce a 4.000 euros la indemnización de 29.000 euros que pedía la demandante

26 dic 2017 . Actualizado a las 20:06 h.

Reparte culpas el juez a la hora de fijar responsabilidades por el accidente que una mujer sufrió en Allariz el 6 de junio del 2015, fecha en la que se celebraba la Festa do Boi. El Concello tiene su parte de responsabilidad, dice una sentencia del juzgado de lo contencioso número 1 de Ourense, pero también la víctima, «en su mayor parte (...) al haber asumido un riesgo y actuado imprudentemente». Deja claro Francisco de Cominges en su resolución que la cuota de responsabilidad es menor por parte de la administración local, razón por la que deja en 4.000 euros la indemnización que la perjudicada elevaba en su petición a casi 30.000 euros. Las costas del pleito las pagará también el Concello.

Que la mujer fue embestida por el animal, le dio un buen revolcón y la lanzó al aire, para acabar estrellada contra el suelo, con fracturas en un pie y un teléfono roto, no es objeto de discusión. Es una realidad que aparece documentada en una grabación aportada a la demanda. La perjudicada decía que se había encontrado de improviso con el toro, sin margen para escapar o evitarlo. Es tan indiscutible el accidente como que los visitantes saben en qué consiste la fiesta.

El juez hace notar que se habían lanzado bombas pirotécnicas para anunciar la salida de la bestia. Narra cómo los viandantes empezaron a correr en la misma dirección del animal, antecediéndolo, igual que hizo la demandante. Iba, de todos modos, distraída y hablando por el teléfono móvil, no se apartó cuando el animal llegó a su lado y fue por ello cogida por el astado.