Gracias «Toñito», presidente


Para ya hay que nombrar hijo predilecto de Allariz y adoptivo de Xunqueira de Ambía a Antonio Gavilanes Limia.

Te juro Toñito que cuando Rejón aguantó la pelota en aquellos memorables ocho segundos al final del partido en un enfervorecido Paco Paz, mi pensamiento fue para dos personas y una de ellas eras tú.

Todos alabamos y ensalzamos a los jugadores y al técnico. Y del presidente, ¿quién se acuerda? Él y los directivos son los únicos que no cobran de todo el tinglado; están para apoquinar dinero, dar sablazos a los amigos y ejercer de pedigüeños con los políticos.

Dejadme, pues, que ahora que volvemos a la ACB, nombre a Fito Arribas (el foi o primeiro), a los hermanos Bermello, Jorge y Carlos, de todos los directivos que, en más de 25 años, pasaron por el COB. Gracias.

Los que escriben (escribimos) a veces somos un poco putones; no nos damos cuenta que en este tinglado el que pone dinero, amén de gilipollas, paga la cama. Por eso Toñito, déjanos compartir tú éxito contigo. Es tuyo. Has puesto en el mapa a Ourense. Al empezar los play off te regalaron un llavero de la ACB; claro que fue un talismán y una premonición.

Si algún agorero te dice que la ACB es cara, sonríele, no entres al trapo. En el Pazo hay vida, hay juventud, hay futuro: lo que Ourense necesita. Parabéns.

Clodomiro Montero fue presidente del club y es su socio número cinco

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Gracias «Toñito», presidente