La faba loba conquista la plaza de abastos

Tres negocios del mercado ourensano ya comercializan el producto local de las montañas de A Veiga


Ourense

Después de que A Veiga recuperase la producción de miel y de faba loba, la que se cultiva en las montañas de Trevinca, ahora es el momento de distribuir lo recogido. Los primeros negocios de la capital en comercializar este producto autóctono del interior ourensano están en la plaza de abastos. Concretamente son Frutas y Verduras Cimadevila, Congelados Yáñez y Jamonería Castro. Sus propietarios, Melodie Boo, Avelina Fernández y Pepe Castro, respectivamente, apuestan por acercar a sus clientes alimentos de producción local y de alta calidad, tal y como afirman. «A través da prensa descubrimos que xa estaba lista a produción deste ano e pareceunos unha boa idea axudar a distribuíla para apoiar a dinamización da poboación de estas zonas rurais», explica Melodie. Y añade: «Puxémonos en contacto cos produtores e en canto nos falaron das vantaxes de estas fabas decidimos pedilas».

Los paquetes de un quilo de fabas loba pueden adquirirse en cualquiera de los tres puestos. Tienen un precio de 16,50 euros y de regalo con cada uno de ellos viene una bolsa de tela y un libreto con información pormenorizada tanto del producto en sí mismo como del concello de A Veiga. Llevan unas cuantas semanas vendiéndolos y por el momento la respuesta de los clientes es muy positiva. «A xente dinos que é buenísima e que a utilizan para preparar un montón de pratos diferentes. Bótana tanto en cremas coma en ensaladas, guarnicións ou, por suposto, para facer fabada», cuenta Avelina. Ella admite que el precio de estas habas todavía es elevado pero anima a los compradores a probarla. «É certo que pode parecer careira pero teremos que pagala así un tempo para que poidan seguila cultivando e baixarlle o prezo. Ao fin e o cabo, ao comprar faba loba tamén estamos axudando a evitar a despoboación e a recuperar terras», dice.

Entre las características principales de esta variedad está su textura y su sabor. «É moi cremosa, non se nota a pel e vale para cociñar calquera prato», dice Avelina. Destacan también las ventajas de ser cultivadas en altura, unos 1.150 metros sobre el nivel del mar. «Teñen máis nutrientes porque no seu cultivo sintetízanse máis azucres e aceites esenciais o que consegue que saiban mellor», cuenta Melodie. Y además apoya al comercio local. «A xente cando ven á praza busca comprar alimentos da nosa terra, produtos autóctonos, e se inda por riba son de tan alta calidade pois hai que ir a por todas», finaliza Avelina.

La Faba Loba salta al mercado desde las montañas de Trevinca

María Cedron

Veintidós productores de A Veiga, apoyados por el concello, recuperan esta variedad que crece a 1.150 metros de altura

«Empecei de cachondeo, como de broma. E resultou moito mellor do que esperabamos». Flora vive en Lamalonga, un pueblo del concello ourensano de A Veiga, que se levanta a unos 1.150 metros de altura sobre el nivel del mar. La pasada primavera, al igual que otros 21 productores de la zona, se sumó a la iniciativa puesta en marcha por el ayuntamiento para recuperar el cultivo de Phaseolus coccineus, un tipo de alubia conocida como judía de España o judía Escarlata, a la que en esa parte del interior de Ourense apodaron Faba Loba das Montañas de Trevinca para su lanzamiento comercial.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

La faba loba conquista la plaza de abastos