¿Dónde se ven mejor las estrellas?

A VEIGA

ÓSCAR BLANCO

A Veiga y las Illas Cíes, destinos turísticos Starlight en la comunidad gallega

29 jul 2019 . Actualizado a las 22:05 h.

Ver el cielo estrellado puede resultar complicado debido a la alta contaminación lumínica que se concentra en los núcleos urbanos. Pero aún así, en Galicia se esconden zonas donde, cuando llega la noche, el cielo se enciende con numerosas estrellas. «Contamos con dos sitios certificados por la Fundación Starlight: Pena Trevinca y el Parque Nacional das Illas Atlánticas de Galicia», explica Emilio Castro, astrofísico. Para él, «el cielo más bonito de Galicia está en A Veiga», que se encuentra en la montaña ourensana, reconocida por esa institución.

La particularidad de esa localización es que se puede apreciar a simple vista la Vía Láctea. «Si no se necesita un telescopio para verla es un indicador de que el cielo es bueno», añade. Los hoteles de la zona ofrecen actividades enfocadas a la observación de las estrellas. «Antes de cenar solemos apagar las luces y salimos a la terraza para ver el cielo. Tenemos tres telescopios y damos a los huéspedes una pequeña explicación sobre lo que están viendo», dice Eduardo Martín, dueño de la Casa Rural Eido das Estrelas, en A Veiga. Se trata de una zona en la que alrededor de 200 días al año el cielo está despejado y con las condiciones óptimas para ver las estrellas.

El otro destino reconocido por Starlight es el Parque Nacional das Illas Atlánticas de Galicia. Las Cíes son, sin duda, la isla preferida para contemplar las constelaciones. «Hay días que llegamos a ver la estación espacial internacional. El cielo está siempre muy limpio y permite ver las estrellas con facilidad», comenta el responsable del Camping das Illas Cíes, Óscar Costas, desde el que se organizan todas las noches excursiones nocturnas hasta el puente que une las dos islas, donde los participantes reciben una explicación sobre lo que ven en el firmamento. «Es una experiencia increíble, pero si quieres asegurar un buen cielo, evita las noches con luna llena. Su luz impide ver con tanta claridad las constelaciones», añade.